Desechan Ley Orgánica que debilitaría a Grupo Universidad

1306

banner dona

El Congreso del Estado desechó la propuesta de nueva Ley Orgánica de la Universidad de Colima que, entre otras cosas, contemplaba acotar el poder del Rector y debilitar al denominado Grupo Universidad.

Esta mañana en el recinto legislativo, decenas de trabajadores y estudiantes universitarios abarrotaron el salón de sesiones del Palacio de Legislativo para manifestar su rechazo a la iniciativa propuesta en mayo pasado por el profesor-investigador Salvador González Villa, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

El contingente estuvo encabezado por el Rector Eduardo Hernández Nava y estuvo escoltado por los ex rectores Miguel Aguayo López y Ramón Cedillo Nakay.

Minutos después arribó al Congreso el también ex Rector y ex Gobernador Fernando Moreno Peña, fundador —junto a Humberto Silva y Arnoldo Ochoa— del Grupo Universidad que desde hace casi cuatro décadas mantiene el control de la institución educativa.

“Esta es una iniciativa que presentó un universitario, las iniciativas de la Ley Orgánica —enfatizó— las presentan los universitarios a través del Consejo Universitario“, declaró Hernández Nava en evidente rechazo a la propuesta.

“Seguiremos luchando, defendiendo la Universidad y su autonomía (…) La presencia de los universitarios habla de que estamos unidos”, agregó.

Hernández Nava celebró que la propuesta haya sido desechada pero aseguró que estará “muy al pendiente” si el Consejo Universitario considera necesario reformar la Ley Orgánica de la institución.

Durante la lectura de la determinación se calificó al promovente como parte de un grupo de “desestabilizadores”. Al respecto, el Rector dijo que aunque el texto “daba esa idea”, la iniciativa fue presentada por un profesor universitario y descartó repercusiones en su contra.

En tribuna, el legislador priista y presidente de la Federación de Estudiantes Colimenses (FEC), Héctor Magaña Lara, consideró que la iniciativa desechada “ni siquiera despeinó a la comunidad universitaria”.

“Pasan y pasan las generaciones, y los pequeños vientos que intentan desestabilizarla o inmiscuirse en su vida interna son rechazados con contundencia”, expresó.

Expuso que las decisiones internas de la Universidad deben ser tomadas por todos los universitarios y no por “uno, dos o tres desestabilizadores”.

Los argumentos para desechar la propuesta fueron leídos por el priista Federico Rangel Lozano, presidente de la Comisión de Participación Ciudadana y Peticiones.

Según el legislador, la propuesta de González Villa crea una “estructura obesa” por el “excesivo” e “innecesario” número de organismos propuestos para regular el gobierno interno de la Universidad.

Rangel Lozano resumió la propuesta como una “contrarreforma” de un “grupo particular” que trabajó al margen de la mayoría de los universitarios. También señaló que carece de un impacto presupuestal, es violatoria de la autonomía universitaria y no contó con el respaldo de 2 por ciento del padrón electoral para considerarse como iniciativa ciudadana.

Comentarios