¿Para qué nos sirve el poder a las mujeres?

394

Podemos citar muchos ejemplos: Podemos decir que sirve para hacer Ciencia, como lo hizo Marie Curie y ello le valió los premios Nobel de Fisica y Química en momentos distintos, o para luchar por los derechos de todos los seres vivos a coexistir en este planeta, como lo ha hecho Jane Goodball, la mayor experta en chimpancés en el mundo, y que por sus luchas medioambientalistas ha sido llamada mensajera de la paz por la ONU.

El poder sirve para todo eso y más. Sirve para comunicar con la verdad, como lo hace Carmen Aristegui en México. O para luchar contra la violencia hacia las mujeres y para terminar guerras, como lo ha hecho Leymah Gbowee en Liberia y que la hizo ser nominada y ganar el premio nobel de la paz en 2011. Por cierto, Leymah es trabajadora social, lo que es un orgullo para mí. Es un ejemplo a seguir.

Podría seguir nombrando y nombrando mujeres. Todas ellas poderosas. Cada una de esas mujeres ha hecho muchas cosas con el poder: Han contribuido al desarrollo de la ciencia, de los derechos humanos y han planteado, con su trabajo cotidiano, la posibilidad de un mundo mejor. Nos han enseñado que es necesario comprometerse y trabajar para que las cosas mejoren. Que es para lo que queremos el poder las mujeres. Queremos que nuestras vidas y nuestros entornos sean mejor. Queremos una mejor vida, queremos mejores oportunidades. No podemos erradicar los males sociales que nos molestan si no entendemos que es el poder y que tipo de poder es el que las mujeres queremos. Los poderes que queremos construir son el poder sobre, el poder con, el poder para y el poder interno. Cada uno de estos poderes es básico para que son ellos construyamos el proceso de empoderamiento de las mujeres, porque cada uno de ellos está relacionado con el empoderamiento de las mujeres en formas distintas.

El poder interno o poder desde adentro, como dice Magdalena León, está vinculado con la subjetividad y con la identidad. Es el poder que nos hace preguntarnos ¿quién soy y que quiero para mí? El poder sobre es aquel que nos permite integrar a las mujeres que están fuera del sistema de toma de decisiones. Es el poder de las mujeres para participar en todas las esferas de la vida: política, económica, social, familiar, etc. El poder para permite a las mujeres entender cuáles son sus necesidades, cuáles son sus intereses. Es el que sirve para canalizar el cambio. El que nos hace hacernos preguntas que empiezan con ¿Y que tal si…? Este poder está relacionado con el poder con, que es la capacidad de relacionar los intereses de las mujeres con los intereses de otros, con los intereses de la sociedad. Es compartir el poder en el grupo, con otros grupos, con el fin de construir una agenda común, que permita a todas avanzar y no solo a unas cuantas. Estos intereses juntos, para y con, permiten que, al unirse los intereses de diversos grupos, se logre una mayor influencia en la toma de decisiones que nos afectan a todos y a todas, de diversa manera. Pero estos poderes no se consiguen así como así. Las mujeres tenemos que adquirirlos. Debemos construir poder juntas.

Comentarios