Premia IMJUVE carta deshonesta en concurso nacional

1491

Siete finalistas del concurso nacional “Carta a mis Padres 2013” celebrado el 4 de octubre denunciaron que el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve) encabezado por José Manuel Romero Coello premió una carta ficticia que incumplió las bases de la convocatoria.

De acuerdo a un oficio signado por los afectados -incluido el segundo y tercer lugar- y dirigido al comité organizador y al Imjuve, el ganador del primer lugar de la categoría B del concurso incumplió dos disposiciones de la convocatoria.

Según la versión de los finalistas, Pedro Ludwing Barragán Garza participó con una misiva dirigida a sus padres del mismo sexo. Sin embargo, el ganador posteriormente reconoció ante sus compañeros que es falso que tiene dos hombres como padres.

Asimismo, denuncian que Barragán Garza sí es originario de Nuevo León pero reside en Estados Unidos, por lo que de acuerdo a las reglas, no debió haber participado en el certamen.

En el documento enviado a PERRIODISMO, los jóvenes piden al comité organizador hacer una “revisión pertinente” de esta anomalía por “una cuestión ética, de congruencia institucional y de respeto para todas y todos los participantes que sí compartieron sus sentimientos valores y situaciones familiares auténticas, participando con una carta honesta”.

El cuarto punto de la convocatoria emitida por el Imjuve en conjunto con la asociación civil Reiyukai de México y otras instituciones, señala que “se deberá escribir una carta dirigida a la madre, al padre, a ambos o a quienes realicen esta función, en la que se narre su experiencia familiar” y con un contenido “claro, espontáneo y sincero”.

Ante estas reglas, “(no) habría cabida en este certamen para cartas que contengan una situación inventada”, consideraron los siete finalistas originarios de seis distintas entidades del país, incluida Colima.

Los inconformes expresaron su derecho a participar en un proceso transparente, leal y con igualdad de condiciones, además de su derecho a recibir una respuesta congruente con el discurso público que las instituciones manejan en relación a la ética y la honestidad.

Aunque la premiación la dan por perdida, consideran que sería una “incongruencia garrafal” que el Imjuve avale “con el silencio” y la “subjetividad legal” este tipo de acciones que se alejan de las condiciones adecuadas necesarias para los jóvenes “que realmente trabajan de manera honesta y sentida en la construcción del México que queremos y merecemos”.

A través de Twitter, los inconformes promueven el hashtag #YoNoInventoAMisPadres.

 

Comentarios

Powered by Facebook Comments