“FEC para todos”, la FEC de siempre

475

La historia de la Federación de Estudiantes Colimenses (FEC) es la historia del oportunismo político y la beneficencia clientelar, sus últimas dos administraciones han confirmado esta constante.

Se ha escrito bastante ya sobre la corrupta actuación del eterno estudiante Fernando Mancilla al frente de la FEC. Desde su autoconcedida prórroga para seguir en la presidencia de esta organización, al mero estilo del rector anterior, hasta su suplencia en la diputación de su mentor Miguel Ángel Aguayo. Precisamente, es en la coyuntura electoral de 2012 en la que la FEC muestra sin pudor de qué lado está.

Cuando el Movimiento Estudiantil Disidente (MED) se plantó frente al edificio de rectoría exigiendo la renuncia del rector con licencia y a la vez candidato a diputado federal por el PRI, la FEC no tardó en reaccionar nombrándose a sí mismos los “verdaderos estudiantes” e intentando a través de comunicados, confrontaciones y pancartas romper el plantón. Era claro que así reaccionarían: se estaba poniendo en entredicho la “unidad estudiantil” de la que tanto alardean y se cuestionaba la actuación del Grupo Universidad que, en flagrante alianza con el PRI y con apoyo de la Federación de Estudiantes, se lanzaba de nuevo a la grande.

Abundan las fotos y los testimonios de que toda la maquinaria de la FEC fue movilizada en apoyo a la candidatura de Aguayo y de la planilla del PRI. Pocas veces como en esta ocasión, la Universidad de Colima se vio pintada a los ojos de todas y todos de forma tricolor.

La Federación de Estudiantes jugó también un papel importante en la controvertida sucesión rectoral. Miembros de la FEC fungieron como guaruras personales de los altos funcionarios cuando el MED tomó la tribuna del Consejo Universitario en protesta contra las irregularidades en la elección del nuevo rector. “¡Unidad, unidad!” eran los gritos que los estudiantes oficialistas lanzaban a coro, muestra sintomática de su afán monopolista y su alergia a lo diverso.

En enero de este año, Eduardo Hernández Nava toma posesión del cargo más importante en la Universidad de Colima y sube a la presidencia de la FEC el “candidato de unidad” Héctor Magaña. Al compás de un discurso de responsabilidad social y de inclusión, se sucede una ola de acciones que parecen encajar en la lógica de pago de favores: Mancilla es nombrado Director General de Educación Media Superior, al mismo tiempo que diputado suplente del ahora legislador Aguayo; Carlos Hernández Nava, otrora prefecto del Bachillerato No. 2 y liga de la FEC con los estudiantes de dicho plantel, se convierte en subdirector de Cultura Física y Deportes; desaparece el Sorteo Loro y el servicio social universitario es entregado a la Federación de Estudiantes para que sean ellos, a través de sus brigadas, el único medio para la acreditación.

Así, recibiendo prerrogativa tras prerrogativa a cambio de su servicio al Grupo Universidad, la FEC se ha hecho cada vez más poderosa. El maridaje con la rectoría es hoy más evidente.

En la actualidad, Héctor Magaña gusta llamarse el “único representante estudiantil” y se jacta de los descuentos y las becas en transporte público, de los torneos de fútbol  y de la “defensa” del campus Manzanillo, amenazado por la reubicación de las vías del ferrocarril. Sin embargo, sabemos que tales iniciativas ni contribuyen a una formación verdadera de las y los estudiantes, ni son desinteresadas y ni alcanzan a todo el alumnado, siendo accesibles sólo para las y los que poseen la credencial de la FEC, en otras palabras, para sus afiliados. En el fondo del asunto hay clientelismo y circo, al puro estilo priísta.

Puede tener una nueva administración, puede cambiar su lema a “FEC para todos”, puede Magaña recorrer las facultades diciendo que será respetuoso e incluyente con los que no quieren trabajar con ellos, pero la Federación no puede ocultar, por más propaganda y discurso bonito que proclamen, que las personas, las mañas y los intereses siguen siendo los mismos.

 

fec para todos la misma

…………….

Visita mi blog ”Monseñor Martillo y Hoz”: http://monsmartilloyhoz.blogspot.mx/

 

Comentarios