¿Un espurio más…?

310

La Villa ya tiene presidente… ¿espurio?

Enrique Monroy dice ser el nuevo alcalde
de Villa de Álvarez. Los regidores opositores
lo nombran “espurio” porque consideran
ilegal su toma de protesta.

Como si la moda se trata de tener presidentes espurios (como el de la FEC), ahora quien aparentemente ha usurpado el cargo es Enrique Monroy, quien ya se proclamó Presidente municipal de Villa de Álvarez. Esto según la regidora del PRI, Macrina Linares, quien dice que la toma de protesta del panista Monroy no se realizó frente al Cabildo.

Vaya juego sucio han jugado ambos lados del ayuntamiento de la Villa, por un lado estaban los regidores del PAN, Iliana Velasco y Jaime Alberto Hernández exigiendo a los contrarios -el resto de los regidores (4 del PRI, 2 del PAN, 1 del ADC y 1 del PT)- para tomarle protesta al alcalde suplente de Brenda Gutiérrez, quien dejó el cargo desde el 7 de diciembre.

Y es que, como ya se mencionó en días anteriores, Brenda había pedido licencia al Cabildo para dejar el cargo y entrar a una contienda interna dentro de su partido (PAN) para alcanzar la candidatura al Senado. Sin embargo, el bloque opositor no asistió a las sesiones convocadas para aprobar la licencia por lo que Brenda abandonó el cargo sin el aval de la mayoría de los regidores.

Ante la ausencia de ella, Alejandra Quintero (Secretaria general) se convirtió en encargada de despacho. Quintero citó en varias ocasiones a los opositores pero simplemente no asistieron, pues muy indignados dijeron que a ellos no se les “cita” sino se les “convoca”. ¡Qué especiales!

Recientemente, el argumento de los ocho regidores para no tomarle protesta a Enrique Monroy fue de que no querían caer en una “irresponsabilidad” violentando la ley municipal la cual en su artículo 55 se interpreta que será hasta 15 días después de que Brenda haya dejado el cargo (el 22 de diciembre) para que Enrique Monroy sea declarado oficialmente alcalde suplente.

Los afectados -además de los ciudadanos villalvarenses por la ausencia del poder- fueron más de 400 trabajadores del ayuntamiento, quienes debido a la falta de la firma del alcalde no podían cobrar su quincena en el banco.

Sin embargo, la irresponsabilidad de los ocho regidores era evidente al mantener detenido el pago de los trabajadores por su capricho. Seguramente la historia sería diferente si también los regidores tuvieran detenido su pago. ¡Convenencieros!

Finalmente, la noche del 21 de noviembre, los dos regidores del PAN junto a la encargada de despacho le tomaron protesta a Enrique Monroy respaldados bajo el mismo artículo que los opositores mencionaron. Mismo que no especifica que debe haber quorom legal (la presencia de la mayoría de los regidores) para validar la presidencia interina.

Una hora más tarde (11:30pm), llegaron los ocho regidores -quienes acordaron previamente dialogar sobre el ‘impedimento legal’ de Monroy- con la sorpresa de que el salón de sesiones estaba con cadena y candado. Por lo que la regidora del PRI, Macrina Linares, hizo berrinche diciendo que ahora la Villa ha quedado sin cabeza pues desconoce a Monroy.

Linares argumentó que ella iba con toda la disposición de tomarle protesta a Monroy (¡ay, ajáaa!) pero ahora, con el acto adelantado de Quintero, Enrique Monroy está de manera ilegal y lo considera un presidente espurio.

Macrina también mostró su molestia pues el recién nombrado alcalde interino entregó 55 tarjetas electrónicas para el pago de nómina a la misma cantidad de trabajadores. Cuestionó que cómo era posible que en tan sólo media hora se liberara el pago. Agregó que las tarjetas electrónicas ya estaban listas desde mucho tiempo antes, si no las entregaron fue porque en el ayuntamiento (Quintero o Monroy) no querían. Es decir, el ayuntamiento tenía la capacidad de pagar a los trabajadores sin necesidad de que tuviera la firma de Monroy, contrario a lo que el banco había establecido.

Monroy dice que estará trabajando para liberar el resto de los pagos a la brevedad de lo posible. Mientras tanto, los regidores dicen que evaluarán si es legal el nombramiento del nuevo presidente.

Los ocho regidores aún se sienten resentidos porque Brenda abandonó el cargo sin importarle la gente que votó por ella para los tres años de alcaldesa. La ahora ex-alcaldesa ‘legalmente’ no tuvo aval de su licencia, por lo que su abandono fue tomado como ‘ausencia’ ante los regidores. Ante esto, debían pasar 15 días desde su abandono para que el suplente (registrado ante el IEE en las elecciones de 2009) Enrique Monroy rindiera protesta sin necesidad del aval de los regidores pues quien debía suplir la alcaldía de facto es precisamente él.

Parece que los regidores querían luchar hasta lo imposible para que alguno de ellos ocupara el cargo de presidente (ccp Macrina Linares), y de paso manchar la imagen de Brenda lo más que se pudiera.

Comentarios