UnHate…

295

Continúa el pleito SUTUC – UdeC

‘UNHATE’. Aunque todo parecía resuelto entre
 Leonardo Gutiérrez (izq.) y el rector, Miguel Aguayo,
el pleito por la falta de transparencia continúa.
IMAGEN: JORGE RÁBAGO

Tan sólo bastaron tres semanas para que el encanto que se vivió al ver juntos a Leonardo Gutiérrez y Miguel Águayo en el desfile de los 31 años del SUTUC, terminara con el inoportuno mensaje del rector acerca del FOSAP, en su más reciente informe de labores.

Con los pantalones bien puestos el rector de la Universidad de Colima, Miguel Aguayo, durante su séptimo informe de labores (jueves 15) mencionó que daba por concluido el tema del Fondo Social de Apoyo al Pensionado (FOSAP). Agregó que por su propia tranquilidad ha turnado una solicitud al Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización del Gobierno del Estado para que aplique una auditoria al propio FOSAP. Así, dice el rector, ha cumplido con el compromiso de transparencia y honestidad de los recursos.

Al día siguiente, miembros del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Colima (SUTUC) declaraban que no consideraban ni transparentes ni honestos los recursos del Fosap. Lamentaron que el rector se haya adelantado a presentar supuestos resultados del análisis de este fondo cuando aún no existe dictamen de la comisión que se integró desde marzo pasado para analizarlo. Y remataron a Don Aguayo: “Los datos proporcionados por el rector no coinciden con las afirmaciones de los representantes (…) (de la) Comisión Técnica del Fosap”.

Esto ocurre meses después luego de que el SUTUC se adelantara en mayo pasado para decir que se habían detectado irregularidades en el Fosap. Muy indignados salieron los de Universidad de Colima para decir que el Sindicato había roto el pacto de no adelantar resultados de la Comisión. Dijeron que eran falsas las declaraciones de los sindicalizados pues “no hay adeudos en el Fosap”.

Ayer domingo, Ecos de la Costa dijo que existe un predictamen de la Comisión Técnica del Fosap en el que se revela que la UdeC no aportó su parte correspondiente así como tampoco los depósitos completos de los trabajadores a la cuenta del FOSAP. También, dicen que si bien se coincide en la cifra final que el rector dio ($866.6 MDP), esto se debe a que el rector ya se puso al corriente gracias a las presiones del Sindicato. Sin embargo, los depósitos no se hicieron en los años que se debía, y quién sabe de dónde (¿Sorteo Loro?) Miguel Aguayo sacó el dinero que debía (¿o desvió?) del FOSAP.

Comentarios