Ante gasolinazo, presenta Peña acuerdo para ‘proteger’ economía familiar

731

Con el objetivo de “proteger” la economía nacional, representantes del sector laboral, agropecuario y empresarial del país firmaron con el Gobierno de la República el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar.

Esta tarde durante la firma del acuerdo en la Residencia Oficial de Los Pinos, el presidente Enrique Peña Nieto señaló que el 2017 inicia con grandes desafíos en lo social y económico, refiriéndose particularmente al tema del incremento en el precio de los combustibles.

Insistió en que este aumento no es resultado de la reforma energética ni hacendaria, sino que refleja el incremento que se ha dado a nivel internacional en la gasolina.

A decir del Presidente, no asumir esa “difícil decisión” y mantener el precio artificial de la gasolina habría significado la reducción de programas de orden social dirigidos  a los sectores más vulnerables.

Peña Nieto destacó que el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar permite “emprender acciones con sentido de solidaridad y responsabilidad social” que atienda las preocupaciones de las familias mexicanas.

“El acuerdo responde a las preocupaciones de las jefas y jefes de familia. Preocupaciones de que haya un aumento injustificado en los precios de otros bienes y servicios, especialmente en los productos de la canasta básica.  Preocupaciones de que haya escases de alimentos o recortes en los programas sociales prioritarios”, expresó.

El mandatario indicó que para responder a dichas inquietudes el sector empresarial asumiría el compromiso de no incurrir en un incremento indiscriminado en los precios, lo cual es posible porque “la gasolina para la mayoría de productos y servicios sólo representa una fracción de costo de producción”.

Asimismo, aseguró que el gobierno implementaría medidas de vigilancia para asegurar la estabilidad de los precios de la canasta básica, aunque “de ser necesario habremos de autorizar la importación preferencial de productos básicos cuando se detecten grandes aumentos en sus precios”.

Otros de los puntos establecidos en el acuerdo es apoyar a la modernización del transporte público masivo, la reconversión de estas unidades a combustibles más económicos como el gas, y el fomento al empleo.

También,  la operación de nuevos estímulos fiscales en favor de las pequeñas y medianas empresas, un “mejor” manejo de los recursos públicos y medidas de austeridad, incluyendo la reducción del 10 por ciento de la partida de sueldos y salarios de servidores públicos federales de mando superior.

“Este es acuerdo con compromisos concretos que contribuye a dar atención a las preocupaciones que se han generado luego del ajuste en el precio de las gasolina. En cada hogar pueden estar seguros de que estamos trabajando para proteger su patrimonio, para proteger su empleo y para proteger que su ingreso siga rindiendo”, aseveró el Presidente.

El acuerdo fue suscrito por: José Antonio Meade Kuribreña, Secretario de Hacienda y Crédito Público; Ildefonso Guajardo Villarreal, Secretario de Economía; Alfonso Navarrete Prida, Secretario del Trabajo y Previsión Social; Carlos Aceves del Olmo, Secretario General de la Confederación de Trabajadores de México; Juan Pablo Castañón Castañón, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial y Manuel Humberto Cota Jiménez, Presidente del Comité Ejecutivo Nacional de la Confederación Nacional Campesina.

Comentarios