Corrupción y terrorismo laboral marcan a Nava en la Universidad de Colima

2611

Al cumplirse cuatro años de Eduardo Hernández Nava como rector de la Universidad de Colima su administración se ha caracterizado por la corrupción y el terrorismo laboral en contra los que piensan diferente que él, señalaron miembros del Sindicato Independiente de Trabajadores Universitarios (SITU).

En entrevista con Perriodismo, el secretario general del SITU Pedro Vidrio Pulido recordó que el 29 de abril del 2014 un grupo de universitarios iniciaron una huelga de hambre en la que exigieron transparencia en el Fondo Social de Apoyo al Pensionado (Fosap) y la restitución de Leonardo Gutiérrez Chávez como dirigente del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Colima (SUTUC).

Al tener la necesidad de una “legítima defensa de sus derechos” constituyeron el SITU. Sin embargo, la conformación del nuevo sindicato y la huelga tuvo como consecuencia el despido de ocho maestros universitarios, incluido él.

“Sigue habiendo corrupción en la Universidad. Sigue habiendo amenazas e intimidación a compañeros afines a nuestro movimiento. Exhortamos al rector a reinstalar a los trabajadores que fueron ilegalmente despedidos y cese el hostigamiento a los trabajadores que simpatizan con nuestro movimiento”, expresó.

Yanalum Cerda Guzmán, otra de las maestras despedidas, dijo que fue en el transcurso de agosto del 2014 y septiembre de 2015 cuando ocurrieron los despidos.

Detalló que a pesar de que se han defendido legalmente para ser reinstalados en sus puestos, la Junta de Conciliación y Arbitraje les ha dado “argumentos tontos” y hasta el momento no han resuelto su situación.

Por su parte, Leonardo César Gutiérrez afirmó que los cuatro años de Hernández Nava al frente de Universidad han sido “negativos” para la clase trabajadora, ya que el dar de baja a maestros por no compartir su forma de pensar atenta contra sus derechos humanos y laborales.

“Desde el 2007 que empezamos con la lucha del Fosap empezó un terrorismo laboral en donde empezaron las amenazadas por parte de los directivos,  por parte de funcionarios, por parte de los medios de comunicación, en complicidad  con el Gobierno del Estado con el ex gobernador Mario Anguiano”, comentó.

Acusó que hay “complicidad” entre las autoridades estatales, federales y la Universidad de Colima pues recordó que el ex gobernador Mario Anguiano Moreno confirmó que la máxima casa de estudios evadió $394 millones de  impuestos que eran retenidos a sus trabajadores.

“Hoy la Universidad sigue apareciendo en la página de internet del Servicio de Administración Tributaria (SAT) como contribuyente incumplido, cuando una empresa, un institución o una persona física o moral es incumplido, es un defraudador fiscal y tiene que pagar una pena de acuerdo al Código Fiscal de la Federación.

“Sin embargo aquí hemos visto que las autoridades estatales y federales hay complicidad porque han hecho una simulación y todo en detrimento del trabajador”, manifestó.

Asimismo aseguró que tienen un “agravio” con el APPS (Apoyo Para Previsión Social) ya que “es mucho” el descuento que le hacen al trabajador justificando que es un seguro de vida de 300 mil pesos, pero esto no se ve traducido en beneficios.

Puso como ejemplo el caso de Bernabé López, profesor de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica, quien falleció recientemente. Cuando su esposa solicitó el beneficio le fue negado, con el argumento de que López ya estaba pensionado.

En su intervención, Julio Hernández Díaz, profesor de la Facultad de Ciencias Químicas, recriminó que haya un Consejo Universitario que “sólo levanta la mano” y lamentó que en la Universidad de Colima “solamente son válidas” las opiniones iguales a las de la autoridad, pese a que deberían caber todas las formas de pensar.

Finalmente, los miembros del SITU expresaron que seguirán exigiendo la reinstalación de los profesores despedidos, la transparencia y el buen manejo del Fosap, así como la independencia de los trabajadores universitarios “que tienen sometidos” al servicio del rector.

Comentarios