Reprochan homofobia de diputados

464

Ciudadanos y miembros de distintos partidos políticos reprocharon que a pesar de las resoluciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el Congreso del Estado de Colima evade legislar sobre el matrimonio igualitario, lo que representa un acto de discriminación contra la comunidad LGBTTTI.

Durante el foro ciudadano realizado ayer en el Palacio Legislativo, la mayoría de los 41 participantes manifestaron su respaldo a la unión civil entre personas del mismo sexo.

Al término del evento que se prolongó por 4 horas y 40 minutos, la panista Martha Sosa Govea lamentó que los ponentes “hayan permanecido molestos por el foro que realizamos” aunque “a nadie se le retuvo a la fuerza“.

Dijo que “no nos anima la confrontación ni debatir un derecho ciudadano” pero deseaba escuchar las opiniones de la “sociedad” en torno al tema.

En ese sentido, mencionó que la iniciativa a discusión fue presentada durante la Legislatura pasada por el ex diputado del PRD, Francisco Rodríguez, por lo que los 25 diputados actuales la votarán.

El primero en hacer uso de la voz en el foro fue el estudiante Gerardo Rodríguez quien dijo que “la pregunta no es si sí o si no” se aprueban los matrimonios igualitarios, sino “cuándo”.

“La respuesta es hoy. Yo los invito a cumplir la ley y dejar a un lado la búsqueda de legitimación populista“, expresó.

A su vez, el presidente del Consejo Estatal de Morena, Vladimir Parra Barragán, consideró que el Legislativo debe debatir el concepto de familia puesto que no solo hay un modelo.

El ciudadano Fernando Pineda, citando a la SCJN, señaló que la finalidad del matrimonio no es la procreación, por lo que no hay razón justificada para que la unión matrimonial sea heterosexual.

Carlos Ruiz López, de la organización Colima Anticapitalista, comentó que aún hay otros derechos por reconocerse como la adopción homoparental, la cirugía gratuita para la reasignación de sexo y el cambio legal de género.

La ciudadana Ángeles Márquez también se manifestó en favor del derecho a la adopción para las parejas del mismo sexo.

Isamar Ramírez, de México Funciona, dijo que la comunidad LGBTTTI también paga impuestos y contribuye el progreso de Colima.

El manzanillense Martín Cárdenas dijo que con cuatro hermanos, cuatro hermanas y 32 sobrinos “a ninguno he contagiado de homosexualidad“.

El abogado Jaime Galván Araiza recordó a los diputados que su toma de protesta “es para el Estado mexicano, no para el Vaticano“.

“Ya no existe el artículo 101 de la Constitución de 1824 donde juraban por Dios y los santos evangelios”, enfatizó.

Elizabeth Castillo, de Juventudes de Izquierda del PRD, se prononunció a favor del matrimonio “como un derecho humano y no como un privilegio heterosexual“.

Agustín Trujillo, a nombre del PRI, exhortó a los diputados a reformar el artículo 147 constitucional “para que deje de ser discriminatorio”. Agregó que es peligroso no respetar los derechos humanos.

Martha Zepeda del Toro, delegada en Colima del PRD, opinó que ahora que el PAN es mayoría en el Congreso, el PRI ya cambió de opinión en torno al matrimonio igualitario.

Recordó que el municipio de Cuauhtémoc, donde ella fue Oficial del Registro Civil entre 2012 y 2015, fue el primero en la entidad en celebrar más de 150 matrimonios entre personas del mismo sexo.

El abogado Manuel Vega Zúñiga consideró que el foro se realizó para no asumir el costo político ante el sector conservador y el clero.

“Los sueldos que tienen no son como para que no hagan su trabajo. Tienen sueldos extraordinarios y no es posible que no hagan su trabajo, o que hagan este tipo de circos en el que vienen a dividir a la sociedad“, expuso.

El mercadólogo Alejandro Pizano afirmó que el matrimonio no está al servicio de la sociedad, sino a cada individuo de acuerdo a su proyecto de vida.

Aunque fue insistente en rechazar la discriminación y favorecer los derechos humanos, la regidora de Movimiento Ciudadano, María Elena Abaroa, se pronunció en crear una figura alterna para las uniones entre homosexuales con el fin de “evitar confrontaciones estériles”

En respuesta, César Guerra, de la organización Redfine y del partido Nueva Alianza, recordó que la propuesta de Abaroa es lo mismo que los enlaces conyugales, los cuales la Suprema Corte declaró inconstitucionales.

EN CONTRA

La primera ciudadana en manifestarse en contra del matrimonio igualitario fue Martha Jiménez. Incluso, durante su discurso fue interrumpida por Jaime Galván Araiza.

—”La homosexualidad generalmente son personas que han vivido traumas tremendos en su niñez, juventud. Son niños rechazados, solos, con padres vivos, niños con padres ausentes y madres ausentes”, dijo Martha Jiménez.

— “Yo soy gay y no estoy traumado”, gritó Jaime molesto desde su asiento.

— “Todos ustedes son carentes de amor, de afecto, que viven en familias con mucha violencia y prefieren creer que son homosexuales para no enfrentar su terrible situación anterior”, continuó.

Rubén Vizárraga, de Grupo Amor, dijo que el matrimonio es una creación de Dios entre un hombre y una mujer.

“No rechazamos ni odiamos a quienes llevan un estilo de vida sexual diferente. Los invitos, los admitimos en nuestras reuniones, les amamos y orientamos sobre la necesidad e importancia de asumir el diseño de Dios”, enunció.

Rocío Cárdenas Vázquez opinó que las uniones homosexuales deben permanecer en plano privado porque perjudican a la “famillia natural”. Con relación a la adopción, expresó que los menores de edad no son “objetos a disposición de preferencias sexuales”.

Carmen Huerta Martínez dijo que un menor de edad tiene derecho a ser adoptado por una pareja heterosexual “para no quedar polarizado en una única dirección sexual”.

Carlos Enrique Ballesteros dijo que la “capacidad de generar vida”, el matrimonio heterosexual tiene un fin público y social.

“Se dice también que nace siendo homosexual, pero no se nace homosexual. En muchos de los casos, no en todos, una persona se hace homosexual debido a la falta de cariño y aceptación por parte de su progenitor de su mismo sexo”, afirmó.

Comentarios