Hoy no es el primer día del año

574

Hoy no es el primer día del año para los mayas, los judíos, los árabes, los chinos y otros muchos habitantes de este mundo, así lo señala con acierto Galeano.

Y sin embargo, es la oportunidad de empezar de nuevo, de recordar el pasado para avanzar hacia el futuro. Recordar, recordar que hoy hace 22 años que empezó la guerra contra el olvido, recordar que nos faltan 43, recordar Aguas Blancas, Acteal, Apatzingan… Recordar, etimológica e ideológicamente, invitar a volver a pasar por nuestro corazón a todas las muertes inocentes, indecentes de un sistema asesino. Recordar para caminar.

Caminar, como dicen los “compas” los “otroas” despacio pero lejos, caminar para que nuestro nombre sea dicho por nuestro paso. Caminar para dibujar la realidad que el pueblo mexicano se merece. Caminar porque este mundo no va a cambiar a menos que estemos dispuestos a cambiar nosotros mismos. Caminar, porque no está todo perdido, esta todo por ganar.

Por eso, Galeano terminaría reconociendo que el tiempo es bastante amable con nosotros, sus fugaces pasajeros, y nos da permiso para creer que hoy puede ser el primero de los días, y para querer que sea alegre como los colores de una verdulería.

Estas son las primeras palabras en el año que con ellas comienza, vendrán más palabras, ansiosas de ser la voz del mudo, el atento oído y la crítica mirada.

 

Comentarios