El magisterio en Colima está comprometido con la educación

364

Si algo deja en claro el magisterio en Colima con la pasada participación para la evaluación del servicio profesional docente, es su compromiso por la educación. Y es que el 100 por ciento de los docentes convocados acudió a evaluarse en tiempo y forma.

Es cierto: no son buenos momentos para el magisterio, sobre todo en el aspecto mediático, en donde por unos pocos se desprestigia a una gran cantidad de docentes que cotidianamente trabajan en las aulas para enseñar y educar a quienes serán la nueva ciudadanía. Sin embargo, el magisterio colimense se ha sobrepuesto a esta clase de adversidades.

Vale destacar, por otro lado, que las expresiones disidentes, contrapuestas a la reforma educativa, no han encontrado un cause violento para manifestar su oposición, como ocurrió en Guerrero y Oaxaca, donde las marchas devienen en actos violentos.

Aquí en Colima, esta falta de virulencia y de hostilidad en el magisterio se debe principalmente a dos factores: al alto sentido humanístico de los docentes, que priorizan el interés educativo de sus estudiantes, y al papel desempeñado por el titular de la Secretaría de Educación (SE), Armando Figueroa Delgado, quien siempre privilegió el diálogo con la disidencia magisterial.

Fue la conversación cara a cara, el encuentro dialógico, lo que despresurizó el descontento con la evaluación docente, y lo que permitió propiciar una condición más tranquila para que el magisterio se evaluara.

Dos puntos

Para perfeccionar los instrumentos de evaluación de la ley del servicio profesional docente, el magisterio debe estar unido y sobre todo respaldar a los diputados Adrián Orozco Neri y Francisco Javier Pinto Torres –el primero diputado local y el segundo federal-, quienes podrían, desde el legislativo, armar una estrategia para corregir los errores que se identifiquen en esta primera evaluación nacional.

Claro, siempre con la participación de la base del magisterio, y principalmente los docentes que fueron evaluados, cuya opinión será trascendental para identificar errores y fortalezas en la evaluación.

Comentarios