Contra AMLO

475

El intento expreso de Beltrones para cerrarle el paso a López Obrador, es el mejor indicador de la fuerza política que el líder de Morena tiene en el país. AMLO es el único candidato definido rumbo a 2018, y en las mediciones más recientes de Reforma y El Universal, el político tabasqueño se ubica por arriba de sus posibles contrincantes en las preferencias electorales.

El ex presidente Felipe Calderón dice que es antidemocrático que AMLO tenga un millón de spots en aire y televisión, mientras otros posibles candidatos no tengan ninguno. Es curioso que el panista reniegue de principios básicos de la libre competencia; la estrategia de AMLO será ventajosa pero no limita a nadie. Los demás actores tienen derecho de hacer lo mismo ¿por que no los usan?

Con astucia para burlar la ley hasta podrían hacerle como Vicente Fox cuando fue gobernador de Guanajuato, o como Peña Nieto durante su larga precampaña mientras fue gobernador del Edomex. Pero para eso se necesita a parte de astucia, dinero, mucho dinero.

Si realmente hay intenciones de obstaculizar la candidatura de López Obrador, esto tendría que pasar por un repertorio de acciones puntualmente dirigidas y con el uso de aparato de Estado, pues ya parecen quedar poco flancos para debilitar al tabasqueño.

Le han achacado a López Obrador tantos adjetivos durante tantos años que parece ya no hay a qué recurrir, y de hecho todos los peligros que representaba AMLO los estamos viviendo actualmente: recesión económica, endeudamiento, fuga de capitales, aumento deimpuestos, autoritarismo de estado…

El malestar de la sociedad mexicana es sensible y estadísticamente creciente. Faltan poco más de dos años para la elección presidencial y AMLO es el único candidato definido, y además, reconocido como opositor de un bloque con el que se identifica al desastre actual del país.

Frente al debilitamiento del PRD, AMLO solo comparte campo de identificación y poder de convocatoria con Movimiento Ciudadano, hasta el momento son las dos alternativas que se diferencian de la centro-derecha PRI, PAN, PANAL y PVEM.

Las élites del Estado están asumiendo muy temprano que la mejor forma de cerrarle el paso a AMLO es con fuerza estatal. Lo curioso es que buscando desaparecerlo, lo constituyen en el único polo despejado en la contienda política.

Comentarios