Videos: La postura de los 8 partidos sobre la elección anulada de Colima

373

El 27 de octubre pasado, diputados federales del PRI, PAN, PRD, PVEM, Morena, Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza y Encuentro Social, emitieron comentarios sobre el proceso electoral en Colima, y la resolución emitida por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para anular la elección de Gobernador.

El diputado Abdies Pineda Morín (Encuentro Social) se congratuló por la histórica resolución del Tribunal Electoral, ya que con responsabilidad y sentido jurídico aplicó la ley sin vacilaciones, y resolvió “anular la elección por considerar que la intervención de las autoridades estatales trastocaron de manera grave y definitiva el principio de neutralidad sobre el que debe estar basado cualquier proceso electoral que se digne llamarse democrático”.

Denunció que en los pasados procesos electorales existió por parte de los partidos grandes, una generalizada y grave violación a nuestra ley electoral. Se manifestó por que todas las instituciones del Estado garanticen siempre el ejercicio democrático de los ciudadanos y castiguen, de modo ejemplar, cualquier intento por trastocar el pleno ejercicio democrático de los ciudadanos.

Por Nueva Alianza, el legislador Francisco Javier Pinto Torres expresó que respetuosos de la institucionalidad de la democracia construida en los últimos 30 años, “acatamos la decisión del Tribunal Electoral, que llevó a la anulación de la elección para gobernador del estado de Colima, celebrada el pasado 7 de junio”.

Hizo votos para que las reglas de la democracia prevalezcan más allá de que “seamos o no beneficiados de las decisiones de la autoridad jurisdiccional”. La anulación de una elección para gobernador debe servir para reflexionar sobre los alcances e insuficiencias del sistema electoral, eficacia de las instancias obligadas a organizar los comicios, pero sobre todo, la actuación de los contendientes y los servidores públicos.

Jorge Álvarez Maynez, de Movimiento Ciudadano, subrayó que el conflicto postelectoral en Colima es una nueva oportunidad para decirle a los mexicanos que “esto se trata otra vez del falso pleito que escenifican en algunas contiendas locales, el PRI y el PAN, como si se trataran de proyectos distintos, pero que nosotros vemos todos los días, en esta Cámara lo mismo”.

Calificó como un acto criminal desviar recursos que deberían entregarse mediante padrón y con transparencia a los más desfavorecidos para lucrar políticamente. Vamos a competir en la elección extraordinaria de Colima, con la firme convicción de que “un estado atrapado por el autoritarismo y por una clase política corrupta, con muy poca estatura, no merece más ser presa o estar puesta a la disyuntiva entre dos opciones políticas que se acusan mutuamente para ver quién viola la ley de una manera más burda”.

El diputado Vidal Llerenas Morales (Morena) indicó que Colima siempre fue un pequeño paraíso presa de dos grandes problemas de México: el narcotráfico y el estancamiento económico. Además, fue una promesa de progreso que no se cumplió, y hoy vive una regresión política que este país no puede permitir. “Las elecciones se anularon porque nunca fue claro quién hizo más trampa entre los dos principales candidatos involucrados”.

Que esta situación sirva de ejemplo para de verdad se renueve la vida pública en México y poder construir instituciones sólidas a nivel local. Ojalá que la siguiente elección sea distinta, cuente con un árbitro electoral que sea independiente, no tenga la intervención del gobernador del estado y sea una oportunidad para que la gente vuelva a tener el sueño de un lugar que progresa, expresó.

Luis Ignacio Avendaño Bermúdez, diputado del PVEM, destacó: “si bien se anuló la elección, no fue porque estuviera viciado el proceso en sí mismo, no hubo prueba alguna de que los votos hayan sido mal habidos. Existió un cómputo y un recuento en donde se mostró que la votación, efectivamente, la ganó José Ignacio Peralta”.

Recordó que los medios de impugnación permiten que, en última instancia, el Tribunal Electoral sea el que defina la anulación de una elección. “Creemos que se debe respetar la resolución de los órganos jurisdiccionales. Confiamos en las instituciones y estamos entendidos que el Tribunal actuó con apego a la ley, y es menester que se sancione a los responsables. Estamos seguros de que en la próxima elección extraordinaria la ciudadanía refrendará su voto de confianza depositado en Ignacio Peralta”, agregó.

La diputada María Luisa Beltrán Reyes (PRD) se manifestó por la legalidad y la equidad en los procesos electorales federales y locales. Consideró de gran valía la decisión del Tribunal Electoral que emitió un fallo que “podemos calificar como histórico con la anulación de los comicios en el estado de Colima, fundamentada en una sentencia que tomó en cuenta una prueba que finalmente dejó al descubierto, con toda claridad y certeza, la intervención del gobierno del estado a favor del candidato oficial del PRI”.

“Nos pronunciamos por que se cumpla la ley, y se respete la equidad en el proceso electoral extraordinario venidero. No podemos permitir que en los comicios, tanto federales como locales, se sigan reproduciendo prácticas antidemocráticas y autoritarias. Colima debe abrirse a la transición democrática para empezar con una nueva alternancia”, apuntó.

El diputado Miguel Ángel Yunes Linares (PAN) refirió que en el 2000 el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación anuló la elección para gobernador del estado de Tabasco; en 2003, la de Colima y en 2015 anuló nuevamente las elecciones de este estado. En estas tres nulidades, la causal más importante fue la intervención del gobernador del estado para favorecer a los candidatos del PRI.

Indicó que el caso de Colima es paradigmático, ya que en su resolución el Tribunal Electoral señaló que se pretende evitar que por interpósita persona el gobernador infractor defraude la finalidad de la ley, la cual persigue proscribir su intervención en funciones que no le corresponden.

“Lo anterior confirma que hay quienes siguen pensando que nada ha cambiado en México y que las elecciones serán por siempre una competencia de partidos contra gobierno, y no un asunto exclusivo de ciudadanos y de partidos”.

En tanto, el diputado del PRI, Enrique Rojas Orozco, subrayó que su grupo parlamentario no comparte el criterio de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, respecto a la anulación de la elección del gobernador de Colima. Sin embargo, dijo, respetan y acatan.

Resaltó que en esta elección quedó confirmado que los votos “cayeron limpiamente”. Precisó que hubo cómputo, recuento de votos, se contó voto por voto en casilla por casilla. Y jamás se acreditó que “esa conversación del funcionario estatal se haya materializado, que este hecho personal haya influido en la elección con una injerencia real”. Por eso, aseguró, el PRI y “nuestros aliados vamos a volver a ganar, los colimenses ya lo decidieron el pasado 7 de junio y así será nuevamente”.

 

Comentarios