Los retos de Ignacio Peralta

1112

Bitácora reporteril

El reto más grande que enfrentará Ignacio Peralta, de convertirse de nueva cuenta en candidato a la gubernatura, será convencer al grueso de la población de que su proyecto político de gobierno no representa una continuidad de la administración del ex gobernador Mario Anguiano.

Para eso, el pasado ganador de la elección a gobernador tendrá que cambiar sustancialmente su discurso: dejar claro que no solapará corrupciones, habidas y por haber, y que llevará a la justicia a los funcionarios que incurrieron en alguna falta.

Lo anterior es necesario porque la población, la mayoría de la gente, está molesta y dolida de una administración que en un principio prometía mucho y que no cumplió las expectativas; si bien generó innovaciones en el aspecto de la tramitología pública, no logró estabilizar las finanzas del gobierno, su principal objetivo desde que Mario Anguiano era gobernador electo, en el año 2009.

También, de llegar a ser candidato, Ignacio Peralta deberá fortalecer su relación con el magisterio, principalmente el representado por la sección 39 del SNTE, cuyos docentes están más que molestos por los adeudos acumulados en los últimos meses de la pasada administración de gobierno.

Sin embargo, su reto fundamental, es refrendar el triunfo de la pasada elección, pero en esta ocasión por un mayor margen. Para eso debe fortalecer la unidad priista y convencer a la población de que su proyecto de gobierno es el que más le conviene a Colima.

Dos puntos

Jorge Luis Preciado, a pesar de ser del PAN, representa una continuidad del gobierno de Mario Anguiano. No sólo se asemeja al ex gobernador por su florido lenguaje y comportamiento popular, sino que también se rodea de sus principales operadores políticos, como Óscar Zurroza, quien, por cierto, ya dejó su cargo de director de recursos humanos del Senado para regresar a Colima.

Comentarios