Coyuntura histórica en el congreso: ¿Los consensos o la cerrazón?

314

Bitácora reporteril

Además de legislar y fiscalizar, otra función importante de los diputados es la construcción de acuerdos. Básicamente, la política es eso: el proceso de alcanzar consensos a partir de diferencias en apariencia inconciliables, ya sea por posturas ideológicas o intereses electorales.

La conformación de la actual legislatura –donde el PAN es mayoría con 13 diputados contra ocho del PRI, y un respectivo legislador por los partidos Verde Ecologista, Nueva Alianza, Movimiento Ciudadano y Partido del Trabajo—abre la posibilidad histórica de hacer una política nueva, genuina, desde el congreso.

Sin embargo, si el interés partidista o el oportunismo electoral se superponen a las necesidades de la población en materia legislativa, se perdería el espíritu de debate y construcción de consensos que debe caracterizar a cualquier congreso o régimen parlamentario.

Con ese principio, los 25 diputados deben ejercer su función legislativa representando los intereses de la población y no de sus partidos.

Dos puntos:

Un amigo que militaba en Morena me expresó en una ocasión su desaprobación y censura al ver a los diputados de la pasada legislatura dialogando entre ellos. Confabulan, decía él. ¿Cuántos diputados, de la actual legislatura, tendrán esa misma percepción de hacer política, la política de la cerrazón?

Comentarios