Colima 2015: reflexiones preliminares, ocho conclusiones

821

Nota: Estos datos e interpretaciones son apenas un intento por ofrecer bases que permitan realizar un análisis complejo del sistema político colimense de cara a los escenarios que se abren a partir de la elección del 2015, por lo tanto, este artículo tiene una limitada referencia electoral y superficial del sistema político a través de los partidos, por lo que se omiten variables como la recomposición de la élite política, las dinámicas de clases y sectores, las alianzas y fracturas de la clase política así como el papel de actores contrahegemónicos o insurgentes.

El PRI perdió

Como ya lo han expresado muchos analistas locales, una de las cuestiones que más llaman la atención de los comicios 2015 en Colima, es que el PRI registra pérdidas en las elecciones municipales, distritales y estatales.

El PRI perdió, no solo porque cayó de manera importante en la votación distrital y perdió el control del Congreso del Estado, sino porque también redujo sustancialmente el número de alcaldías en su poder.

En las últimas tres elecciones el Partido de la Revolución Institucional pasó de tener 8 presidencias municipales en el 2009 a solo 2 en la elección de 2015. El PAN parece consolidar un crecimiento de preferencias electorales en los municipios pues pasará de gobernar dos alcaldías a tener la dirección de seis gobiernos municipales en 2015. En las últimas tres elecciones el PRD solo ha ganado una alcaldía en el 2012.

hector 01
En lo que respecta al Poder Legislativo, de 2009 a 2015 el PRI perdió 15 puntos en las preferencias del electorado, pero a diferencia de los gobiernos municipales, estos votos no son capitalizados automáticamente por el PAN, pues de hecho este partido mantiene el mismo porcentaje de votación que en el 2009, recuperando apenas tres puntos respecto a la elección pasada.

Hector 02

En lo que respecta a la elección de gobernador del estado, el PRI también experimentó una disminución de sus votos, inclusive revirtiendo una tendencia creciente que venía registrando desde 1997. Entre 2009 y 2015 el tricolor perdió 18 mil 013 votos con todo y alianzas.

El PAN también perdió votos, alrededor de 2 mil sufragios menos respecto a 2009 que si bien no son significativos para modificar la tendencia de votación de este partido, nos permiten rechazar la tesis de que lo que pierde el PRI se lo lleva el PAN.

hector 03

Podemos extraer una primera conclusión. El PRI parece caerse de las preferencias del electorado mientras el PAN se consolida, aunque no necesariamente crece.

¿Qué pasa con los demás partidos?

Señalábamos que en las votaciones para diputados locales el PRI cayó 15 puntos desde el 2009 pero el PAN apenas recuperó tres puntos porcentuales. El PRD también perdió cuatro puntos y el PT disminuyó uno, y los demás partidos registran ganancias mínimas en el porcentaje de votos, donde destaca Movimiento Ciudadano con un aumento de 5 puntos porcentuales respecto a la última elección.

Puntos porcentuales perdidos o ganados por los partidos políticos, 2012-2015

hector 04

En este punto cabe hacer una precisión, y es que en 2012 los votos del PRI son en coalición con el Partido Nueva Alianza, y si bien los votos que obtuvieron se cuentan juntos, podemos hacer un ejercicio de imaginación para distinguir la alianza en términos de fuerza política.

Atendiendo esto y asignando de manera hipotética un 10 por ciento de la votación durante el 2012 para el Panal, podríamos decir que ese partido también pierde preferencias y cae 6 puntos, por lo que la gráfica cambiaría de la siguiente manera.

hector 05

Una segunda conclusión puede ser que los que más perdieron en esta elección son el PRI, el Panal y el PRD.

De hecho es curioso ver esta hipotética caída de Panal, porque lo que nos estaría diciendo es que el PRI metió a Nueva Alianza en el escenario político local a través de la coalición del año 2012 (¿Nos hablará esto también de algún descontento del magisterio con sus líderes?). Podríamos pensar que PANAL no puede sobrevivir sin el PRI. Caso contrario al PVEM, que también en alianzas con el PRI, ha registrado una tendencia de consolidación como fuerza política.

hector 06

Una tercera conclusión parece indicar que el PRI ha funcionado como un pivote o plataforma donde germinan PANAL y PVEM como fuerzas políticas. También podríamos sugerir que para el PRI será difícil conservar su poder -de captar votos, de tener consensos legislativos y de gobernar- sin estos dos partidos. En un texto publicado en Perriodismo denominé a este fenómeno de alianza permanente como un consorcio.

De hecho podemos ver cómo podría estar operando este consorcio, pues hubo distritos en donde el PRI pudo ganar gracias a la suma de votos del Verde como en el caso del distrito 8.

 

En el distrito 8

En el caso de los distritos 2 y 3 podemos encontrar ejemplos de cómo el Panal y el PRI pudieron haber ganado si hubieran ido en alianza con el Verde.

hector 07

En el distrito 3  (escenario simulado)

hector 08

En el distrito 2 (escenario simulado)

hector 09

La relevancia del PVEM en estos escenarios, sumado a las dos alcaldías que ganó como partido (aunque a través del consorcio del que forma parte) y a su crecimiento estable en las votaciones distritales, nos apunta a una cuarta conclusión: el PVEM es un partido en crecimiento y consolidación en Colima.

 

El efecto Locho y la irregular oposición

El PRD perdió su registro así como Morena, el PES y el Partido Humanista. El PT logró salvar por muy poco el porcentaje necesario para meterse al congreso y conservar su reconocimiento legal y financiero del IEE. Por su parte, Movimiento Ciudadano experimentó un exponencial crecimiento.

hector 10

Movimiento Ciudadano obtuvo más porcentaje de votos en los distritos locales que el PVEM y PANAL.

hector 11

El efecto Locho es notorio en MC, este partido incrementó en 5 puntos porcentuales su votación tanto en los distritos locales como en la elección de Ayuntamientos, pero a diferencia del PVEM que ha registrado un crecimiento sólido como fuerza política, Movimiento Ciudadano es actualmente un fenómeno desprendido de un liderazgo carismático que por el momento solo nos permite hablar de una coyuntura.

Movimiento Ciudadano, antes llamado Convergencia, es un partido que prácticamente parte de cero, pues en anteriores elecciones ha participado a través de alianzas y coaliciones, a veces con el PAN y a veces con el PRD.

Hoy MC tiene fuerza propia, la cual se puede encontrar en el arrastre que ha tenido Locho de un voto que podríamos asociar a sectores jóvenes y a un panismo descontento. No hay que olvidar el origen político de Locho ni omitir que la presidenta del partido es Leticia Zepeda Mesina, quien militó en el PAN todavía hasta noviembre de 2014 y es esposa del panista Milton de Alva.

Porcentaje de votos en diputaciones y ayuntamientos

hector 12

La gran pregunta es qué pasará con este partido que logrará obtener una diputación local y probablemente algunos regidores, pues se proyecta como una oposición natural al consorcio PRI-Panal-PVEM, y tal vez un aliado inconsistente del PAN. Una quinta conclusión de esto es que Movimiento Ciudadano parece apuntarse como la oposición incómoda en el sistema político colimense,  aunque no por ello es una oposición al régimen político.

 

¿Y los partidos de izquierda?

En la siguiente gráfica podemos ver la evolución (respecto a votaciones) de los partidos de izquierda en Colima desde 1997.

hector 13

Al menos hay cinco partidos que pueden ubicarse en la categoría de “izquierda” en Colima durante este periodo de tiempo, en donde el ADC ya no existe y Morena no alcanzó el registro legal.[1]

En esta línea de tiempo desde 1997 podemos ver que en conjunto, los partidos de izquierda en Colima  parecen imposibilitados para rebasar el umbral del 20% de la votación para diputados locales, y los que llegan al Congreso es casi en solitario.

¿Esto nos podría ayudar a explicar la inercia del PRD y el PT por generar alianzas con el PRI? Si observamos el caso de PVEM y Panal la pregunta parece insidiosa pero sugerente: al no contar con aliados de su propio espectro ideológico, los partidos que están dentro tienen que recurrir al centro político para sobrevivir.

El PRD perdió su registro en estas elecciones como en el año 2009, y que posteriormente logró remontar su votación para volver a caer. La vida del PRD en Colima tiene altas y bajas pero su constante es el debilitamiento. Si sumamos el contexto nacional y local de este partido, tenemos una sexta conclusión: El PRD está frente a su posible desaparición.

Por su parte, el PT ha logrado mantener desde el 2003 una estabilidad relativa que lo mantiene en el umbral del registro y con el mínimo de espacios de representación posible. Su estabilidad implica nulo crecimiento. Séptima conclusión: el PT es una fuerza política estable pero nula.

Esto nos puede llevar a una octava conclusión que tiene que ver con la izquierda en Colima:

La izquierda en Colima se caracteriza por estar fragmentada, por ser representada en partidos que nacen y mueren en coyunturas electorales, que no logran su registro, tienen escasa o nula presencia en los Ayuntamientos y no logran llegar a representar un tercio del Congreso del Estado.

Reflexion preliminar:

En síntesis, el sistema político colimense experimentará cambios notables pues el partido hegemónico se ha debilitado por el cambio en las preferencias de los votantes, pero también por su mutación hacia un consorcio político que comparte con Panal y PVEM, este último una fuerza política naciente en la entidad (de hecho este consorcio nos obliga a poner en duda el debilitamiento del PRI).

El PANAL ha resultado una empresa política poco exitosa, que perdió votos y apoyo del magisterio o en realidad nunca lo ha tenido. Aun así, PANAL sobrevive en el consorcio mencionado anteriormente.

El PRD parece caminar a su extinción como partido y fuerza política en Colima, su caída puede remontar pero por lo que indica el contexto nacional y su tendencia histórica en la entidad, este instituto tiene pocas posibilidades de sobrevivir en el sistema político.

En este escenario se fortalece un cierto bipartidismo local, pero sobre todo se fortalece el PAN al consolidarse como una fuerza política que hoy define un gobierno dividido y yuxtapuesto: el PRI conserva el poder ejecutivo con un Congreso de mayoría panista y el 60% de los gobiernos municipales bajo control albiazul.

Al haber una ausencia institucional de la izquierda en el sistema político, la única oposición aparece representada en Movimiento Ciudadano, partido fortalecido por Leoncio Morán y con una incierta categorización ideológica, lo que lo constituye en una gran incógnita.

——-

[1]     No incluimos a Movimiento Ciudadano porque parece prematuro categorizarlo en el espectro ideológico de la izquierda .

Comentarios