Notas de campaña I

480

Van más de 45 días de campaña y después de tener una entrada estridente Locho se estancó, Jorge Luis creció pero no enciende como muestran sus imágenes, y Nacho no arrastra.

El discurso de Jorge Luis es desafiante al estilo Fox, va contra los vicios del PRI pero su partido carga con ellos, y también él. Su partido ha sufrido un descrédito y una crisis en la que muchos cuadros han migrado a otros institutos políticos. Claro, también ha recibido de otros.

Nacho tiene tres extremidades, el PRI, PVEM y Nueva Alianza. No es un perfil con talante político en el sentido más conocido, su discurso es suave pero ambiguo, su campaña se concentra en sus atributos de juventud y profesionalismo, le pesa la falta de arraigo en una gran parte del priismo colimense, y le pesa más el método con el que se eligió su candidatura. Hubo reparaciones políticas que podrían modificar esto.

Locho es el mismo personaje del año 2000, su poca actividad política en los últimos años lo mantuvo desvinculado de agrupaciones sociales o las tendencias del conflicto social y político. Su apoyo es Movimiento Ciudadano, un partido con escasa estructura en Colima, aunque Locho se ha valido de un “antigüo” panismo, conservador y que abandera el valor de la honestidad.

Los medios de comunicación casi decretan la inexistencia de los candidatos por partidos minoritarios, aunque Martha Zepeda y Francisco Gallardo mantienen cierta presencia.

Martha Zepeda es la única mujer contendiente y nuestra cultura eso le conlleva algunas ventajas, no es una figura política sino que se está construyendo bajo el techo de un partido desbaratado, pero que conserva alguna estructura y posicionamiento público, bien o mal valorado.

Francisco Gallardo se mantiene presente, en gran medida le ayuda su perfil pero también le pesa la falta de arraigo tanto en la militancia de su partido como en la historia de Colima.

Los candidatos de Partido Humanista y Encuentro Social poco han figurado en los medios de comunicación, y sin ello es difícil seguir discursos y agendas.

Según el método mercadológico en turno, apenas entra la etapa de las propuestas (es justo cuando algunos partidos tronaron el acuerdo de debate y el Instituto Electoral cedió). Valga esto para posponer la complicada búsqueda de los proyectos de gobierno.

Comentarios