La FEC, tan cerca del PRI y tan lejos de los estudiantes

710

Enviado por un estudiante de la Universidad de Colima; pidió anonimato. 

——

Mientras que el rector Jorge Eduardo Hernández Nava asegura en cada discurso público que “La Universidad es un espacio para la reflexión y el debate político, de ninguna manera para el proselitismo y la propaganda”, dirigentes de la Federación de Estudiantes Colimenses proyectan sus candidaturas para puestos públicos en diferentes municipios del Estado de Colima. En 1954 un estudiante colimense llamado Jorge Humberto Silva Ochoa logró interesar a unos jóvenes estudiantes de la secundaria # 2 del Estado de Colima a reunirse en una agrupación cuyo principal fin seria velar por los derechos de los estudiantes, pero hoy en día muy lejos de servir a la comunidad estudiantil colimense, la FEC es utilizada por sus dirigentes para buscar obtener puestos de elección popular.

A semanas de concluir su periodo como presidente de la FEC, Héctor Magaña Lara anunció su candidatura como diputado local del distrito VllI de Villa de Álvarez bajo las siglas del PRI. A pesar de comentar en reiteradas ocasiones que la FEC es apartidista y que denunciaría la promoción de un partido político dentro de las escuelas por parte de alumnos, con hechos documentados se ha demostrado la realización de acciones proselitistas disfrazadas de actividades estudiantiles en las que se promovía su imagen personal, justamente en las colonias que conforman el distrito por el que contiende. Otro caso similar es el de Francisco Parra Lua, quien lidera el movimiento juvenil priista MJM, además de apoyar públicamente la campaña del candidato a la presidencia municipal de Manzanillo Francisco “Pico” Zepeda y al mismo tiempo es uno de los máximos abanderados acreditados con el estandarte de la FEC en la delegación Manzanillo. Estos no son hechos aislados pues se ha demostrado que la FEC es utilizada como trampolín político y sirve como semillero de priistas.

Al acercarse los periodos de las contiendas electorales, miles de estudiantes de la Universidad de Colima nos preguntamos ¿cómo es que las autoridades universitarias permiten a dirigentes de la federación fungir libremente en sus actividades como representantes estudiantiles y competir para puestos públicos al mismo tiempo? ¿Cómo es que para poder formar una sociedad de alumnos es requisito asistir a la escuela de cuadros impartida por el Partido Revolucionario Institucional y no existe alguna otra alternativa?

Por hechos como estos es que los estudiantes de la universidad de Colima hemos dejado de creer en Federación de Estudiantes Colimenses. Además de tener esa inconformidad hacia las autoridades universitarias que contradicen su lema y no se sanciona las prácticas proselitistas de la FEC donde aprovechan los recursos de la universidad de colima para posicionarse dentro de las estructuras políticas del estado. Queremos la facultad de poder fungir como sociedades de alumnos independientes a la Federación y poder trabajar para beneficiar los intereses de nuestra facultad, no los intereses de los dirigentes de la FEC.

No lo digo yo, lo dicen miles de estudiantes de la Universidad de Colima.

 

Comentarios