La menstruación es política 

246

 

Con esta frase defienden desde el colectivo “Menstruación Digna en México” que se elimine el 16% del IVA a los productos de higiene menstrual para niñas y mujeres como lo son las toallas sanitarias y los tampones, productos de primera necesidad que son parte del derecho a la salud que el Estado mexicano debe garantizar. Con 218 votos en contra y 185 a favor la Cámara de diputados logró negar la propuesta. 

¿Por qué la menstruación es un asunto político si ante los ojos de los demás es una situación individual?

Porque al analizar las problemáticas que vivimos las mujeres y niñas hay un común denominador que hace de nuestros procesos biológicos o contextuales propios de nuestro sexo o causados a partir de percibirnos como mujeres impliquen desigualdad, violencia de género y discriminación hacia nosotras, sólo por ser mujeres, por lo tanto, asuntos supuestamente individuales o personales son genéricos, y son causados por un sistema patriarcal que los nutre. Ante el nulo análisis y acciones del sistema respecto a los problemas y necesidades específicos que vivimos las mujeres… en nuestros cuerpos cae la desigualdad, violencia de género, discriminación… eso de “personal” entonces es político y se debe tratar en la agenda pública. 

Hablar de menstruación en México no es un tema meramente individual, ya que el país lo habitamos 63 millones 356,944 niñas y mujeres que menstruamos aproximadamente 40 años de nuestra vida ¡Cada mes! 2 mil 535 días, es decir un equivalente a 7 años seguidos de nuestra vida. Un asunto biológico inevitable del 50% de la población en México y aun así no se consideran los productos de higiene menstrual de primera necesidad. 

Aunado a esto, en México 4 de cada 10 mujeres viven en situación de pobreza según datos de CONEVAL, más la cantidad de niñas y mujeres que no figuran en las estadísticas por vivir en situación de calle o migración. Es decir, por factores sociales-económicos, políticos y culturales no pueden costear los productos de higiene menstrual y si lo hacen su economía sí se ve fuertemente afectada a diferencia de otros grupos con privilegios de cuna y ¿qué implica no poder pagar por estos productos socialmente, en el ámbito de la educación, y económicamente? 

La desigualdad para tener acceso a productos de higiene menstrual, aunado a la falta de educación e infraestructura sanitaria, pueden implicar discriminación; riesgos para su salud, ya que muchas utilizan otros métodos para sobrellevar su periodo menstrual como usar ropa vieja, calcetines, periódicos, papel, métodos no seguros; también provoca que las niñas y adolescentes falten a la escuela, a actividades sociales, culturales y deportivas, lo cual puede ser una limitante para desarrollarse con confianza y seguridad durante la pubertad, eso además de que no tener recursos para costear un producto de primera necesidad en cuestión de salud es una violación a sus derechos humanos.  

Cuando hablamos de pobreza menstrual, es precisamente de estas barreras de acceso a productos sanitarios, educación sobre higiene menstrual, inodoros, instalaciones para lavarse las manos y / o gestión de residuos provocadas por un entorno desigual. La menstruación no es un asunto privado es político y se debe dejar de guardar silencio en la agenda pública respecto a las obligaciones del estado para que todas las niñas y mujeres vivamos una menstruación higiénica, íntima, cómoda, segura y digna.

¿Dónde está la perspectiva de derechos humanos al tomar la violenta decisión de no quitar el IVA a los productos de higiene menstrual? Aunque quitarlo era la mínima acción pues al menos para estos grupos vulnerados, estos productos deberían ser GRATUITOS y el Estado seguiría en deuda.  

Menstruar no es un problema, no es una mancha, no es accidente, el 50% de niñas y mujeres en México no sufrimos accidentes una vez al mes a causa de la menstruación, la menstruación no es un problema, lo es que el Estado invisibilice las necesidades de niñas y mujeres como sujetos que menstruamos ¿qué implica menstruar para niñas y mujeres? ¿para grupos específicos de niñas y mujeres? ¿cuánto nos está costando menstruar a niñas y mujeres? ¿es justo que un proceso biológico nos cueste y que haya unos cuantos que se aprovechen de ello? 

La menstruación es un problema por los que se aprovechan del monto que soltamos las mujeres por ¡higiene menstrual! Por salud… es un problema del Estado que cae en los cuerpos de nosotras, de ella, de tu madre, tu abuela, tu novia, tu hermana, tus primas, amigas, tu maestra, de la mitad de la población en México, un problema causado hacia nosotras, no de nosotras.

Menstruar no es un problema.

Comentarios

avatar
Psicóloga. Colaboro haciendo investigación e intervención en el cuerpo académico 110 de la Universidad de Colima “Género y Prácticas Culturales”. He participado en proyectos sociales como “Violencia de género y agencia en las mujeres que viven en los albergues jornaleros migrantes”, “Desigualdades Sociales, Educación y Aspiraciones” y actualmente en el proyecto comunitario virtual "Club de Trueque Colima"