El crédito: La simulación sin fin del Congreso estatal

679

 

La aprobación del crédito de 740 millones de pesos, solicitado por el Gobernador de Colima, cayó como anillo al dedo para hacer aún más evidentes las diferencias políticas e intereses propios de los diputados estatales, de todos los partidos, no solo de MORENA.

Estamos ante un Congreso desintegrado, incoherente, ineficiente y por no decirlo peor, inservible; un Congreso que no representa los intereses de los ciudadanos colimenses, diputados más preocupados por ser protagonistas de zafarranchos, diputados que les interesa más promover un juicio para la protección de derechos políticos y electorales que seguramente resultará improcedente en contra de la aprobación del crédito, diputados que renuncian y prefieren ser “independientes”, legisladores que no legislan nada.

Toda una simulación creada por los mismos legisladores para endeudar más a Colima y con ello a generaciones y generaciones de ciudadanos, una simulación de la ineficiente administración de recursos; sí, el Congreso Estatal después de esta simulación ya no representa nada, ni una fuerza política para hacer oposición al Poder Ejecutivo.

Hay que guardar bien en la memoria los nombres de los diputados que votaron a favor del crédito: Julio Anguiano, María Isabel Martínez (suplente de la legisladora asesinada Anel Bueno), Guillermo Toscano, Lizeth Anaya, Remedios Olivera, Fernando Antero, Gretel Culin, Francisco Rodríguez, Rogelio Rueda, Lizet Rodríguez, María Berber, Rosalva Farías, Miguel Ángel Sánchez, Martha Meza y Luis Fernando Escamilla.

Y también registremos en nuestra mente los nombres de aquellos que manifestando estar “en contra” de la deuda, no hicieron nada, cuando pudieron hacerlo todo, y solo fueron los cirqueros de la simulación: Ana Karen Hernández, Claudia Aguirre, Araceli García, Livier Rodríguez y Vladimir Parra.

Porque todos los nombrados van a salir a pedir votos en el 2021, entonces hay que recordarlos bien.

Con estas acciones, todos los diputados autorizaron al Gobernador Ignacio Peralta contratar uno o varios créditos por un monto total de 740 millones de pesos con un plazo de financiamiento de hasta 20 años.

Y se dice “todos los diputados”, porque aún y cuando dijeran estar en contra del crédito, pudieron haber votado, hacer alianzas políticas reales y no simuladas, y en su caso promover el recurso que sea procedente para invalidar la autorización.

Pero después de todo y con la perspectiva actual del Congreso, no hay mucho que podamos esperar como ciudadanos, pues al quedar estropeado y sin fuerza política alguna, este es el comienzo del declive económico, financiero, en materia de seguridad, ambiental, sistema de salud, y sigue la lista, en Colima.

Comentarios

avatar
Abogada. Me he desempeñado como servidora pública en la administración pública federal y estatal, actualmente laboro en la Secretaría de Economía. Cuento con un videoblog para incentivar la cultura legal en la sociedad mexicana. He participado en diversos proyectos sociales, actualmente en Salvando Vidas Colima como prevención al suicidio.