Protestan contra Peña Colorada por tala de árboles

285

Con la exigencia de que la empresa minera Peña Colorada deje de explotar las tierras aledañas a la Sierra de Manantlán, indígenas e integrantes de diversas organizaciones civiles protestaron esta mañana afuera de las oficinas de Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en Colima.

«¡Sí a la vida, no a la mina!», «¡No más escocidos en Colima!» y «¡Fuera el proyecto minero, la vida primero!», fueron algunas de las consignas que la lanzaron los manifestantes.

Ericka de la Luz Contreras, habitante de La Astilla, señaló que su comunidad ha sido de las más afectadas por el problema de la tala de árboles y el desplazamiento forzado.

«Creo que es muy injusto que de repente nos lleguen y nos empiecen a despojar y nos quiten nuestras tierras donde nuestros padres, nuestros abuelos y donde nuestros hijos están trabajando.

«Ya no sabemos si cuando hay un terremoto es porque tiembla o es una voladura que ya nos echaron. Ya no queremos más tala de árboles, ya no queremos más mina, ya basta de tantos abusos, que nada más lleguen diciendo que tienen permisos y a nosotros no nos tomen en cuenta para nada”, expresó.

Melitón Álvarez, también habitante de La Astilla, afirmó que las tierras donde actualmente la empresa realiza la tala son de uso comunal y no pertenecen al Ejido de Ayotitlán, con quien presuntamente el consorcio minero mantiene un convenio por el uso de sus terrenos.

“No tenemos agua, nuestras casas están cuarteadas por sus mismas voladuras. El comisario ejidal se puede decir que está vendido con la empresa y es el que recibe la mayor cantidad de billetes y a nosotros nada”, acusó.

Por su parte, Diana Sánchez Martínez, integrante del colectivo Verde Colima leyó un documento en el que rechazaron la aprobación del proyecto “Nuevo Taller y Terrero Oriente”.

Dicho proyecto fue autorizado en octubre del año pasado por la Semarnat para permitir a Peña Colorada la construcción de un depósito de desechos que implica la remoción de una superficie de 133 hectáreas.

Expuso que este proyecto tendrá impacto en la microcuenca del Río Minatitlán, habrá deforestación, y la fauna se verá afectada un total de 74 especies, incluidas algunas en peligro de extinción.

“Nos preocupa que Semarnat esté priorizando un depósito de materiales de una empresa que ha generado un amplio deterioro ambiental a lo largo de 43 años», señaló. 

«El proyecto sólo estará al servicio de las ganancias de la empresa y las consecuencias ambientales serán muy difíciles de remediar».

El texto pide la cancelación del proyecto, la realización de una consulta libre e informada en la comunidad indígena de Ayotitlán, así como la restauración ecológica de cuatro unidades de gestión ambiental.

También demanda la revisión y actualización del Programa Ecológico Territorial del Estado de Colima, la cancelación de concesiones mineras en áreas naturales protegidas, en sus zonas de influencia y en áreas de alto valor ambiental, así como la creación de un área natural protegida que albergue selva baja caducifolia.

El documento fue entregado a Pablo Zamorano y Carlos Alcaraz Mendoza, subdelegado de Gestión y encargado de despacho de la Semarnat Colima, respectivamente.

Los funcionarios aseguraron que las demandas de los inconformes las harán llegar a la oficina central de la Semarnat.

En ese sentido, afirmaron que las autorizaciones de Peña Colorada se han emitido a nivel federal, no estatal.

En la manifestación participaron integrantes de las organizaciones Verde Colima, Coordinadora Socialista Revolucionaria, Colectivo Liberación Humana y de la Tierra, Agua para Todos, Frente en Defensa del Maíz , Proceder, Red Manglares Colima, y Ciencia para el Pueblo, entre otras.

También estuvieron presentes miembros del Consejo Indígena por la Defensa del Territorio de Zacualpan.

El pasado 16 de enero, habitantes de las comunidades indígenas de El Mameycito, La Astilla y El Platanar, ubicadas en la Sierra de Manantlán -entre los límites de Colima y Jalisco-, se movilizaron para exigir a Peña Colorada detener la tala de árboles en sus tierras.

Según Jesús Hernández Mier, gerente de Relaciones con las Comunidades, la empresa cuenta con todos los permisos para estas actividades.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Perriodismo (@perriodismo_) el

Comentarios