Tiene México una de las tasas más altas de mujeres ‘ninis’

605

banner donaMéxico  alcanza una de las tasas más altas de mujeres que no trabajan ni estudian con un 35 por ciento entre jóvenes de 15 a 29 años, ubicándose sólo por debajo de Turquía que tiene un 42. 9 por ciento, reveló la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Según los resultados del  Panorama de la Educación 2016, elaborado por el organismo multinacional,  en una década prácticamente se ha mantenido sin cambios la población de mujeres de 15 a 29 años que no estudia ni trabaja en el país, ya que del 2005 al 2015 pasó de 24.9 a 21.9, lo que representa una tendencia a la baja muy reducida, de 3 por ciento.

Gabriela Ramos, directora de gabinete de la OCDE, aseguró que este fenómeno no sólo es un asunto de educación, sino que las mujeres no encuentran un espacio en el mercado laboral y muchas veces son madres que han decidido quedarse en casa a cuidar a sus hijos.

“Las mujeres son el recurso más subutilizado de México porque no encuentran espacio para trabajar, pese a que usualmente son jóvenes que tienen un nivel de escolaridad más alto que el que hubieran tenido en generaciones pasadas. Es una inversión pública o de las familias que no se está utilizando en beneficio de la economía”, señaló.

Ramos reconoció que en México las mujeres están en desventaja en el mercado laboral. La tasa de desempleo entre quienes cuentan con estudios universitarios es de 4.5 por ciento, mientras entre los varones es de 4.1.

Además, el salario de la mujer sólo corresponde al 68 por ciento de lo que ganan los hombres con el mismo nivel de estudios.

México alcanza la tercera brecha de género por ingreso más alta de los países que conforman el organismo.  El informe  muestra cifras similares a la República Eslovaca y Estados Unidos en cuanto a la diferencia de ingresos entre hombres y mujeres.

A decir de Ramos, la disparidad de género no es una fotografía que guste “tiene que ver con la forma en que está conformado el mercado laboral, con el hecho de que estas profesionistas salen al mercado laboral en edad de tener bebés y son penalizadas por el mercado”.

Respecto  a la educación,  destacó que aunque el país invierte el 17 por ciento del gasto público en dicho sector, resulta insuficiente debido al impacto del bono demográfico y el incremento en la demanda de ingreso a las aulas de bachillerato y universitarias.

(Con información de La Jornada)

Comentarios