Presidenta del PRI agrede a comunera de Zacualpan

1690

banner dona

La presidenta seccional del PRI en Zacualpan, Juana Lomelí Quirino, agredió ayer a Olivia Teodoro Aranda, comunera e integrante del Consejo Indígena por la Defensa del Territorio de Zacualpan (CIDTZ).

Teodoro Aranda explicó que el domingo 11 de septiembre se realizó una asamblea de comuneros donde se expuso que Francisco Teodoro Peña, esposo de la priista, está vendiendo terrenos que son del bien común.

“Tiene un pedacito de terreno donde siembra él, como todos lo tenemos, pero ese terreno es de la comunidad, como su nombre lo dice son bienes comunales (…) A los señores que les vendió ya han ido a cercar”, señaló.

De acuerdo con Olivia, los estatutos comunales indican que gente externa a la comunidad puede vivir ahí, mas no ser propietarios de terrenos. En la asamblea, los comuneros se opusieron a la venta de los mismos y Olivia propuso que algunos jóvenes hicieran uso de ellos para la siembra.

Lo anterior causó molestia a Juana Lomelí Quirino por lo que ayer increpó a Teodoro Aranda.

“Ella me encuentra (en la calle) y me dice: ‘Oye perra, ¿por qué estás vendiendo mis terrenos? ¿Por qué no vendes los tuyos?’, yo le respondí: ‘¿Son tuyos? Que yo sepa son de todos los comuneros, no son tuyos.

Además, las cosas de los comuneros se arreglan en las asambleas. ¿Por qué no va tu marido a decir: discúlpenme son de la comunidad y no los puedo vender?’ Sin embargo, pues, ella y su hija me golpearon y me jalaron el cabello y yo respondí”, narró Olivia.

A decir de la integrante del CIDTZ, las mujeres en Zacualpan han decidido defenderse de los ataques del grupo liderado por el presidente de la Junta Municipal, Daniel Aranda Vázquez,  porque “la ley no hace nada, está de parte de ellos y es el PRI quien está metido ahí”, aseveró.

Señaló que fue Daniel Aranda quien trasladó a la priista al Ministerio Público para interponer una denuncia en contra de Olivia.

Por su parte, Martín Peña Guzmán, también integrante del CIDTZ, informó que la asamblea del domingo pasado, convocada por el presidente de Bienes Comunales, Taurino Rincón Lorenzo, se realizó pese a las agresiones del “grupo de choque”.

“Hubo golpes y hasta asistió una ambulancia que finalmente sirvió para atender solamente al grupo de Daniel Aranda”, contó.

Y aunque en la comunidad hay presencia permanente de elementos policiacos estatales y municipales, éstos sólo permanecen como espectadores ante los brotes de violencia.

“A pesar de que el Gobierno del Estado ha dicho que la policía se mantiene al margen del conflicto es completamente falso porque la policía lo que está haciendo es proteger al presidente de la Junta Municipal y a su grupo de choque, a la gente que ocasiona violencia dentro de la comunidad”, afirmó Peña.

Otro de los motivos que disgustó al grupo afín a Daniel Aranda, contó Martín, fue que la asamblea aprobara por unanimidad la ampliación del padrón de comuneros, que de lograr el registro ante el Registro Agrario Nacional (RAN) pasarían de ser 305 a 385 comuneros los que tendrían voz y voto.

A juicio de Martín, esto dañaría sus intereses porque “finalmente es más gente la que se va a oponer a ellos y son más gente la que estará en contra de todas las actividades ilegales y de violencia en que están incurriendo”.

También por unanimidad, la Asamblea rechazó la realización de cualquier megaproyecto en Zacualpan, incluyendo la hidroeléctrica en el río Armería.

Finalmente, los miembros del Consejo Indígena responsabilizaron al Gobernador Ignacio Peralta Sánchez por el hostigamiento, la violencia física y la desacreditación hacia su persona, ya que autoriza a los elementos policiacos “solapar” los actos de violencia generados por el grupo de Daniel Aranda.

Asimismo, lamentaron la “falta de palabra” del secretario de gobierno, Arnoldo Ochoa, González, ya que se comprometió a buscar un diálogo entre el Gobernador y el CIDTZ, que hasta el momento no ha llegado.

Comentarios