Poseer lavadora, indicador de baja en pobreza: Sedesol

25594

banner dona

Para José Antonio Meade Kuribreña, titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), la lavadora de ropa es un indicador que mide la disminución de pobreza, ya que si se cuenta con una  “significa que se tiene agua en casa, electricidad, ingreso y acceso a crédito”.

En la firma de un convenio con la Cámara Internacional de Comercio (ICC, por sus siglas en inglés) sección México, Meade señaló que el avance en la adquisición de este electrodoméstico ha sido “dramático”.

Citó el caso de Chiapas, Guerrero y Oaxaca, las tres entidades más marginadas. En el año 2000 ‘‘menos de dos de cada diez viviendas tenían una; ahora, cuatro de cada diez cuentan con una lavadora (…) El avance es dramático“.

Respecto a la polémica entre el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), a raíz de los criterios que introdujo recientemente el Inegi para reportar el ingreso de los hogares, Meade indicó que el nuevo indicador “aterriza más el panorama”.

Para el Coneval, expresó, no acceder a todos los beneficios no cuenta como tener seguridad social. Hay dos formas de enfrentar  ese dilema, continuó, una es ‘‘decir que es una barbaridad la forma en que mide el Coneval’’. La segunda, y es por la que opta la Sedesol, es ‘‘tomar en serio lo que dice’’ ese organismo.

Meade explicó que el acceso a la seguridad social, la alimentación, vivienda, educación y servicios básicos son los derechos para estimar el grado de carencia de los habitantes.

Agregó que desde el 2008 que se utiliza esa fórmula, la pobreza extrema se redujo, pero la moderada se elevó debido a incremento  de precios por encima de los ingresos.

“Entre 6 y 7 millones de mexicanos no tienen acceso a prácticamente ninguno de los bienes y servicios’’, declaró.

Asimismo, reconoció que el ámbito educativo es en el que menos se ha avanzado, pues hay un rezago de 18.6 por ciento.

Finalmente, Meade, exhortó  a los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) a no interrumpir las clases y afirmó que el abasto de alimentos en las tiendas Diconsa está garantizado a pesar de los bloqueos carreteros de los profesores.

(Con información de La Jornada)

Comentarios