Detienen a ladrón y lo liberan; vecinos enfurecidos con el Procurador

7053
Archivo

Ante la “gran ola de delincuencia”, habitantes del Barrio de la Salud de Colima exigieron a las autoridades tomar decisiones que reviertan los robos y otros delitos de los que han sido víctimas desde hace al menos tres años.

A través de una carta entregada al Procurador de Justicia de Colima, Felipe Muñoz Vázquez, los vecinos dijeron estar “enfurecidos y exasperados con la impartición de justicia por parte del Poder Ejecutivo y Judicial”.

Expusieron que el martes 28 de junio a las 6:30 de la mañana, un par de sujetos desconocidos entre 25 y 35 años de edad estaban en las azoteas de sus casas en la calle Dr. Miguel Galindo, entre Corregidora y Aquiles Serdán.

“Temiendo profundamente por nuestra seguridad física, psíquica y material nos comunicamos al número de emergencia”, narraron.

Señalaron que luego de aproximadamente quince minutos, arribaron al lugar los elementos de la Policía Estatal pero solo detuvieron a uno. Sin embargo, dos días después fue puesto en libertad.

“Más que preocupados y atemorizados, estamos molestos con el sistema de seguridad y con la reacción por parte de la autoridad responsable, ya que en un lapso no mayor de tres años se ha venido desarrollando en el citado barrio una gran ola de delincuencia.

“Los daños y las cosas que nos roban nos la hemos ganado cada uno de los firmantes con el sudor de nuestras frentes, para que llegue uno o más individuos y se apropien o dañen nuestro patrimonio”, agregaron.

La carta fue entregada el 30 de junio pasado a la Procuraduría de Justicia, a la Policía Estatal Preventiva y al Ayuntamiento de Colima.

Comentarios