Chofer Pro, los problemas frente un nuevo radiotaxi

625

En días pasados comenzó a intensificarse el debate acerca de la presencia del servicio que la marca “Chofer Pro” ofrece en Colima, hay que aclarar que no está comenzando a ofrecerlo, simplemente no se había procedido ante la intensificada “molestia” que ha causado en el circulo de los taxistas convencionales, sin embargo, en una gran parte de los usuarios de este tipo de transporte, su presencia lejos de molestar es simplemente bien vista como una forma de mejora en dicho servicio.

Esta situación incluso ha generado opiniones encontradas, dentro de los mismos taxistas, que un día declaran que “Chofer Pro” debe regularizarse bajo las mismas reglas que los “amarillos” y otro día que no debe permitírseles regularizarse, pues no deberían operar de ninguna forma. Claro es entendible que la competencia incomoda, pero como dicen por ahí, el sol sale para todos, lo que es cierto es que la entrada de “Chofer Pro” no significa una gran diferencia al servicio de radiotaxis que ya existe en Colima, y que aunque se dice ser un servicio privado, no lo es, ya que ofrecen su servicio al público en general.

Si nos detenemos a comparar, las diferencias entre “Chofer Pro” y un radio taxi radican en la calidad del servicio que ofrecen, mas no en la forma que operan, pues a ambos se les contacta por teléfono, en ninguno de los casos se conoce previamente al chofer que nos va a transportar, en ninguno de los casos hay un acuerdo previo y especifico entre el chofer y el usuario, en ambos casos los choferes están regulados por un contratante que obtiene una parte de las ganancias del chofer y que además en caso de algún problema, es posible saber cual chofer te dio el servicio.

Lo que es verdad es que la entrada de “Chofer Pro” crearía una baja en el numero de taxistas que se verían despedidos ante la división de clientes y por ende la merma de ingresos, pero a la vez, impulsa la mejora del servicio de taxis y radiotaxis que se ven amenazados ante la competencia y deberán recuperar la preferencia de los usuarios, que por ahora se sienten atraídos por las buenas atenciones y complacencias que “Chofer Pro” le marca a sus choferes como parte de un protocolo de atención al cliente.

Ante esto, el congreso debe considerar la operación de esta nueva empresa mientras no esté regida bajo la legislación de nuestro estado, antes de que ocasione conflictos similares a los que sucedió en Guadalajara con la empresa “Uber” y los taxistas concesionarios, al final del día, esta situación, viene a poner en la mesa, trilladas inconformidades por parte de los usuarios hacia el servicio de taxis y de los mismos taxistas ante los dueños de las unidades, y esperemos que sea la piedra angular del cambio positivo para ambas partes.

Comentarios