Aborto: criminalización de las mujeres en Colima

813

En junio de 2011, la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, tuvo una modificación histórica y trascendental para la vida de sus habitantes en su artículo 1º : cambió de ser garantista individual a proteger los derechos humanos.

El 12 de febrero de 2016, se publicó en los medios de comunicación del mundo que la ONU declaraba categóricamente, como nunca antes lo había hecho, que el derecho al aborto era un derecho humano. Derecho humano recogido en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos así como el derecho a la indemnización efectiva, la prohibición a la tortura y trato cruel, inhumano y degradante, el derecho a la vida privada y el derecho a medidas de protección del menor.

Increíblemente, los diputados y diputadas de esta Legislatura, llevarán a cabo foros – como si fuera producción en serie – de temas indistintos y en un solo paquete. Pero, ¿hacer un foro para “consultar a la ciudadanía” sobre la despenalización del aborto después de que la ONU ha declarado que es un derecho humano? ¿No aprenden de las experiencias pasadas? ¿Por qué no se informan los diputados y diputadas de Colima y dejan de verse básicos e ignorantes?

En 2009, justo en fechas en que se discutía el tema, en un medio local, escribí algunos puntos, que hoy reproduzco por su lamentable vigencia y adelantándome a lo que sucederá el 10 de marzo, en el recinto legislativo:

NO SE HAGAN BOLAS

¿De cuándo acá y por qué toman la bandera de defensores de la vida, cuando lo que pretenden hacer es abanderar el daño al cuerpo y asesinato de mujeres pobres (a esto se le llama violencia institucional)? ¿Quién ha estado a favor de la muerte, y la muerte de quién?

¿Las mujeres dizque “inconformes”, acaso? Aclaro:

1. El Estado está obligado a actuar como un estado laico.
2. El Estado debe garantizar la educación sexual responsable y garantizar la prevención de embarazos, especialmente en adolescentes.
3. Nadie, absolutamente nadie, está a favor de la muerte de alguien.
4. Nadie, absolutamente nadie, desea ni quiere, haya abortos.
5. Ninguna mujer aborta por gusto.
6. El aborto para cualquier mujer, con dinero o sin dinero, es un acto muy doloroso.
7. Todas las mujeres que abortan, tienen problemas con su conciencia y requieren ayuda.
8. El 80% de las mujeres que deciden abortar, son católicas.
9. Los abortos han existido, existen y existirán, aunque los diputados y diputadas, se persignen y se bañen de agua bendita.
10. El aborto NO ES SUJETO DE ENCUESTAS NI DE FOROS -, es un asunto privado, íntimo.
11. Aunque el aborto es un asunto privado, es público porque representa un problema de salud pública que requiere ser resuelto.
12. Aunque el aborto es un asunto privado, es público porque requiere de políticas públicas para atender a las mujeres en edad de procrear y que requieren de condiciones para tomar la mejor decisión sobre su cuerpo.
13. El aborto es un tema de Estado, la posibilidad de la práctica existe en el 51% de la población.
14. El Estado ha preferido perseguir, “bajo esquema de legalidad”, a las mujeres pobres sin considerar su situación socioeconómica, familiar, laboral, etcétera.
15. Sólo la mujer que decide abortar, lo admita la ley o no, sabe las condiciones que le obligan a tomar esa decisión.
16. No se dan cuenta que entre la población femenina y en algunos casos, también la masculina, se tejen “redes de apoyo” para solucionar “el problema”: Se cooperan, se organizan para recabar los 20 mil pesos, pero nunca dicen quién lo necesita; quien coopera, tampoco pregunta.
17. Hay abortos en clínicas cuyo costo es de 20 mil pesos, las chicas se internan por gastritis, apendicitis, y todos los itis que quieran; sus cuerpos quedan sanos. Nadie se da cuenta.

La modificación al artículo 1º de la Constitución local –en 2009 -, no solo violenta la Constitución Local, sino la Federal, además de la Ley de Acceso a una vida libre de violencia, los Acuerdos internacionales tales como la Convención para la Eliminación de todas las formas de discriminación de las mujeres (CEDAW), la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la violencia contra la mujer ( Belem do Pará).

¿Pasarán a la historia porque les corregirán la tarea en un futuro próximo, como han pasado otras legislaturas?

Facebook: Caty Suárez

Comentarios