Anulan elección de Gobernador de Colima

1191

Con cuatro votos a favor y dos en contra, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió declarar la nulidad de la elección de Gobernador de Colima.

Los cuatro magistrados consideraron que Rigoberto Salazar Velasco, secretario de Desarrollo Social, y de Marcos Santana, Procurador de Justicia, intervinieron en el proceso electoral de Colima, una causal de nulidad de la elección según la Constitución local.

Por lo tanto, el triunfo del priista José Ignacio Peralta Sánchez queda invalidado. Asimismo, el Congreso del Estado deberá nombrar a un Gobernador interino que asuma el cargo el próximo 1 de noviembre.

El proyecto elaborado por el magistrado Manuel González Oropeza instruye al Instituto Nacional Electoral (INE) organizar los comicios extraordinarios, así como investigar la actuación de los dos funcionarios estatales.

Inicialmente, el anteproyecto que iba a presentarse ayer martes preveía ratificar el triunfo de Ignacio Peralta. Sin embargo, el PAN presentó una prueba de último momento, lo que obligó postergar la sesión.

La prueba consistió en el video de la comparencia de Rigoberto Salazar el lunes 20 en el Congreso del Estado. En la sesión reconoció ante los diputados haber hecho trabajo político durante las campañas electorales.

Durante la discusión, la magistrada María del Carmen Alanis Figueroa dijo que “díficilmente podremos saber” cuántos votos hubiera obtenido cada partido si los dos funcionarios no hubieran intervino.

Asimismo, consideró “contundente” la confesión de Salazar Velasco ante el Congreso porque “no desmiente la existencia ni el contenido” del audio difundido en mayo pasado donde pidió a una trabajadora de la Sedescol trabajar en favor del candidato Nacho Peralta.

A su vez, el magistrado Salvador Olimpo Nava Gomar, manifestó que no anular la elección es fomentar la cultura del clientelismo a través de programas sociales.

“Si no se anula esta elección por esa prueba (el audio de Rigoberto Salazar), no se va anular ninguna elección, no tendrían sentido tantas normas y leyes, es decirles a las autoridades que pueden violar la ley”, puntualizó.

En el mismo sentido, el magistrado presidente Constancio Carrasco comentó que tanto el secretario de Desarollo Social como el Procurador de Justicia rompieron el principio de neutralidad durante las elecciones.

Los magistrados justificaron su voto en el artículo 59 de la Constitución Política de Colima que prohibe al Gobernador, o por medio de otras autoridades, “intervenir en las elecciones para que recaigan en determinada persona (…), siendo este motivo de nulidad de la elección y causa de responsabilidad”.

Por su parte, los magistrados Pedro Esteban Penagos López y Flavio Galván manifestaron su desacuerdo con el proyecto.

Penagos López opinó que no existen prueban que los actos ordenados por el Secretario efectivamente hayan sido ejecutados o hayan sido determinantes en la elección.

En tanto, Flavio Galván calificó a la elección de “válida” y afirmó que no está demostrado que el Gobernador Mario Anguiano giró instrucciones al Secretario.

Según el cómputo final de las elecciones del 7 de junio pasado, Peralta Sánchez obtuvo 119 mil 437 sufragios, equivalente al 39.82 por ciento de la votación, mientras que el panista Jorge Luis Preciado recibió 118 mil 934 votos, 39.65 por ciento de la votación total, es decir, una diferencia de 17 centésimas o 503 votos.

No es la primera vez que se anula una elección a Gobernador de Colima. En 2003, el TEPJF declaró la nulidad debido a la intervención del entonces mandatario colimense Fernando Moreno Peña en el proceso electoral para favorecer al candidato priista Gustavo Vázquez Montes.

Comentarios