Revés al Gobernador: ordenan liberar a defensor de indígenas

436

Eduardo Mosqueda Sánchez, abogado de la comunidad nahua de Ayotitlán contra Peña Colorada, será puesto en libertad tras haber recibido un amparo contra el auto de formal prisión dictado por el juez penal de Colima, Jaime Ramírez Ayala.

De acuerdo a Proceso, la sentencia del juicio de amparo 1173/2015 del Juzgado Primero de Distrito con sede en Colima indica que con el “material reseñado por el juez responsable no se acredita la probable responsabilidad de Eduardo Arturo Mosqueda en el caso de los delitos de privación ilegal de la libertad, robo calificado y despojo”.

“Se advierte que para arribar a esa determinación, (el juez Ramírez Ayala) seleccionó discrecionalmente aquellas pruebas o segmentos de éstas que perjudican al indiciado, lo que trajo como consecuencia que evidenció un verdad inclinada del contexto real de los hechos, con el único propósito de justificar su conclusión, lo que desde luego violenta en perjuicio del quejoso sus derechos fundamentales tutelados a través de las garantías individuales”, añade la resolución.

Carlos Veyna Martínez, director del Instituto de Derecho Ambiental (Idea), explicó que derivado del amparo, Mosqueda Sánchez deberá ser puesto en libertad en un plazo no mayor a 24 horas a partir de la notificación oficial.

Además de haber declaró inconstitucional el auto de formal prisión dictado por el juez Primero de lo Penal de Colima, se ordenó dejarlo insubsistente y dictar otra resolución en la atienda los lineamientos establecidos en la sentencia federal.

El 22 de julio pasado, al menos 200 ejidatarios de Ayotitlán (Jalisco) se manifestaron contra el consorcio minero Peña Colorada para reclamar el pago de hasta mil millones de pesos por la explotación de sus tierras durante los últimos 30 años, las cuales -según un juicio de amparo obtenido en su favor- les pertenece.

Durante la protesta, 33 de ellos y el abogado Mosqueda Sánchez fueron detenidos por elementos policiacos de Colima acusados de privación ilegal de libertad, despojo y daños.

Unos días después, el Gobernador de Colima, Mario Anguiano Moreno retiró los cargos a los 33 indígenas, tras un diálogo que sostuvo con su homólogo de Jalisco, Aristóteles Sandoval, quien además pagó la fianza por su liberación.

Sin embargo, el mandatario colimense acusó al abogado Mosqueda Sánchez de haber sido el autor intelectual y mantuvo los cargos en su contra, por lo que días después le dictaron el auto de formal prisión y permaneció recluido en el Centro de Readaptación Social de la capital.

Comentarios