Arreglo PRI-PAN para nombrar al nuevo auditor, sospecha PRD

519

Los diputados del PAN podrían pactar con los del PRI la designación de un nuevo Auditor Superior del Estado que “cubra la espalda” del Gobernador saliente, Mario Anguiano Moreno.

A través de un boletín de prensa, integrantes de las corrientes perredistas Patria Digna y Democracia Social advirtieron que los legisladores de ambos partidos terminarán poniéndose de acuerdo “en lo oscurito” para el nombramiento del nuevo titular del Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig).

“La dinámica es previsible”, advirtieron los perredistas, porque además del Osafig, próximamente también habrá nuevos nombramientos en la Comisión de Derechos Humanos y en el Instituto de Transparencia, por lo el PRI colocará en el órgano fiscalizador a un “incondicional del Gobernador saliente”.

A cambio de “esta canallada”, los albiazules recibirán como pago la designación del nuevo ombudsman de Colima o del consejero faltante en el Instituto de Transparencia.

Recordaron que no sería la primera vez que exista un acuerdo PRI-PAN pues anteriormente lo han hecho para el nombramiento de los mismos cargos, así como de los órganos electorales y hasta la aprobación de la jubilación por 30 mil pesos mensuales de Alma Delia Arreola, esposa del Gobernador.

Por otro lado, los perredistas reconocieron la presencia de un Consejo Ciudadano que evaluará los perfiles de los aspirantes al Osafig, aunque señalaron que se requiere un órgano fiscalizador autónomo de los poderes estatales, como lo propuso la ex candidata del PRD a Gobernadora, Martha Zepeda del Toro, mediante su Plan Estatal Anticorrupción.

El comunicado fue respaldado por Adolfo Núñez González, Sergio Ricardo Ruiz, Ricardo Sánchez Arreguín, Juan José Gómez Santos, Héctor Hernández Toscano, Karimi Martínez, José Gabriel Sánchez Castellanos, Salvador Avalos, Jubal Ayala, Francisco Ramos Jiménez, Sara Cernas, Eduardo Bravo, Jaime Sotelo García, Cristian Bolaños, Luis Avendaño, Ramón Brambila, Alejandro Rodríguez Alvarado y Félix Sánchez.

Comentarios