En México, un periodista agredido cada 26.5 horas: Artículo 19

En México se agrede un periodista cada  26.5 horas; en el año 2013 se documentaron 330 casos de agresiones hacia periodistas y comunicadores, de las cuales cuatro fueron homicidios.

Así lo dio a conocer el  Mtro. Ricardo Luevano,  oficial de Acceso a la Información   Artículo 19 durante la presentación de su informe  “Disentir en silencio: violencia contra la prensa y criminalización de la protesta”, el viernes pasado en el campus Colima de la Universidad del Valle de Atemajac (Univa).

Artículo 19 es una organización internacional independiente que surge con el objetivo de defender los derechos humanos, además de proteger y promover el derecho a la libertad de expresión alrededor del mundo.

Sus estadísticas “difieren considerablemente” de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de la Libertad de Expresión (FEADLE).

Los resultados del informe  muestran un panorama poco alentador puesto que las cifras van en aumento: 172 agresiones en 2011, 207 en 2012, 330 en 2013. En el año 2013, 53 por ciento de las agresiones hacia periodistas fueron perpetradas por el Estado.

Van desde amenazas directas, intimidaciones, detenciones arbitrarias, o desapariciones  en las cuales se ven involucrados servidores públicos de diversos órdenes de gobierno,  además de elementos de  las fuerzas de seguridad.

De 330 agresiones ocurridas en el 2013, fue posible identificar al responsable  de 274. En 146 de ellas el perpetrador fue un funcionario público; en 49 se trató de una organización social,  39 crimen organizado; 30 un particular, y en 10 un partido político. En tres de los cuatro casos de periodistas asesinados se identificó a la delincuencia organizada como el principal culpable.

Los estados donde se concentran las agresiones son Veracruz, Tamaulipas, Chihuhua y Coahuila con diseminación hacia otras entidades. Hay un incremento en el Distrito Federal, sobre todo a periodistas encargados de cubrir manifestaciones.

El informe señala que la agresión de género también va a la alza con 59 mujeres agredidas; las intimidaciones a una mujer periodista incluyen violencia física, psicológica y verbal muy fuerte aunado a las agresiones de tipo sexual,  patrones que no se presentan el caso de los hombres.

Asimismo muestra nuevas formas de intimidación como lo son las campañas de acoso dirigidas a ciberactivistas o la calumnia y difamación hacia algún periodista, abriendo procesos judiciales en su contra.

Para Luevano, el derecho a la crítica, a disentir, a protestar tomando las calles no es un regalo: es una libertad que se debería poder ejercer sin temor. Considera que las redes sociales han generado las condiciones para que exista cierto empoderamiento de la sociedad a nivel de la información, cosa que incomoda al  gobierno y  trata de coartar  violando los derechos digitales.

“Hablan de hacer una ciudad más segura según su discurso,  pero a cambio de violentar nuestras libertades y derechos humanos (…) se están modificando las leyes a nivel nacional para recrudecer la violencia y que sea un aspecto legal (…) la población tiene mecanismos de rendición de cuentas para generar gobernancia, pero la sociedad no está empoderada”.

Ante esta situación,  Luevano señaló que no hay posibilidad de empoderar sociedad civil si no es por medio de las redes, y no sólo virtuales sino también físicas;  conociendo nuestros derechos, exigiendo  a las instituciones públicas y dando seguimiento a sus actividades, acercándose  también a las instituciones autónomas y estando bien informados.

 

Comentarios

Powered by Facebook Comments