Avanza consolidación de la Coordinadora Estudiantil Universitaria

707

Con la participación de aproximadamente 40 estudiantes provenientes de diversos bachilleratos y facultades de la Universidad de Colima se realizó la tarde del sábado la primera asamblea de la Coordinadora Estudiantil Universitaria (CEU).

La Coordinadora -constituida el 23 de mayo pasado durante la marcha celebrada con motivo del día del estudiante – pretende consolidarse como una organización alternativa que represente los intereses de los estudiantes.

Los estudiantes Jersaín Gutiérrez y Carlos Tamayo explicaron a los asistentes que sus principales son cuatro: democratización de la Universidad de Colima, la educación humanista, realmente pública  y que la organización de los estudiantes sea autónoma.

Señalaron su rechazo a la Federación de Estudiantes Colimenses (FEC) por ser una organización externa a la Universidad que “se arroja sobre sí misma la representación oficial de todo los estudiantes” y que ha servido como órgano de control de la casa de estudios respaldando las decisiones de la Rectoría o del gobierno del estado, dejando a un lado los intereses de los estudiantes.

En el mismo sentido expresaron que la FEC ha sido utilizada como trampolín político por sus dirigentes, quienes se han posicionado como funcionarios públicos –citaron el caso del ex rector Miguel Ángel Aguayo en el 2012- o que han apoyado abiertamente a candidatos utilizando su maquinaria.

Dicho lo anterior, los estudiantes se agruparon de acuerdo a los campus de donde provenían para hacer un diagnóstico de las problemáticas que observaban en su escuela, problemáticas que expusieron después generando un intercambio de opiniones y propuestas.

La mayoría coincidió en la necesidad de bajar los costos de la inscripción  y en que pagaban una cuota alta de talleres y laboratorios cuando no veían retribuido ese gasto. Por otro lado también demandaban una mejor preparación pedagógica del personal docente y ser tomados en cuenta en la toma de decisiones que les competen.

Se cuestionaron por qué los investigadores de la Universidad eran los encargados de hacer los estudios para que Semarnat aprobara ciertos proyectos que afectaban al medio ambiente o qué ganaba la Universidad por tener contrato con la empresa Coca Cola y vender únicamente sus productos en las cafeterías universitarias, entre otras preguntas.

Hubo también la participación de estudiantes del ISENCO y del Tecnológico de Colima. Aunque el objetivo principal es concretarse en la Universidad de Colima “la coordinadora no excluirá a ningún compañero de otra institución que desee sumarse para alentarlos y apoyarlos para que ellos se organicen en su propia escuela y crear así un frente común (…) lo primero es alimentar el movimiento e ir creciendo”, expresó Irving Radillo, miembro de la coordinadora.

La próxima asamblea quedó programada para el jueves 5 junio a las 7:00 de la tarde en La Artería.

 

Comentarios

Powered by Facebook Comments