Pretende UdeC ocultar posible desvío de $250 millones: Leonardo Gutiérrez

1051

En el año electoral de 2012, la Universidad de Colima se negó a pagar 129 millones de pesos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) además de reportar pagos ficticios por más de 122 millones de pesos, lo que en conjunto superarían los 251 millones de pesos.

Así lo informó Leonardo César Gutiérrez Chávez, secretario general del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Colima (SUTUC), quien señaló que su presunta destitución es para tender una “cortina de humo” ante el dictamen negativo que la casa de estudios recibió por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) correspondiente a las finanzas del año 2012.

En rueda de prensa celebrada el miércoles pasado en las instalación del SUTUC donde negó que Luis Enrique Zamorano Manriquez sea el nuevo líder sindical, Gutiérrez Chávez dijo que lo “preocupante” es el posible desvío de recursos que pertenecen a los trabajadores universitarios. 

“El dictamen es preocupante para los trabajadores porque se menciona que 129 millones de pesos no fueron declarados al fisco y es dinero de los trabajadores a través del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y el otro punto que nos preocupa son los 122 millones de pesos donde la autoridad mencionó que lo pagó a los trabajadores y la Auditoría identificó que no existe ningún documento oficial donde pueda sustentar la Universidad ese dicho”, explicó.

De acuerdo a este informe realizado a los recursos federales que recibe la casa de estudios, la Universidad reportó el pago de “prestaciones no ligadas” por 122 millones 418 mil 900 pesos a sus trabajadores.

Sin embargo, la ASF “presume un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal” porque esta cantidad no fue aprobada por el Consejo Universitario, no presentó la fuente de financiamiento ni la evidencia documental de que 111 millones de pesos efectivamente fueron pagados a los empleados.

En el caso del ISR, la Auditoría detectó que la Universidad se negó a pagar al Sistema de Administración Tributaria (SAT) un total de 129 millones 720 mil 500 pesos por concepto de ISR, que se descontó a los trabajadores. Esto porque la casa de estudios solicitó a la dependencia federal una cancelación total del adeudo sin que hasta la fecha se haya obtenido respuesta.

“Hay que entender por qué este tipo de conflictos se están suscitando y es precisamente para tender una cortina de humo. También nos queda claro que hay una conspiración buscando que no esté su servidor al frente del Sindicato precisamente por la defensa de los trabajadores”, concluyó Leonardo Gutiérrez.

 


Lo relativo a las prestaciones no ligadas está disponible en la página 13; en el apartado “Pasivos” de la página 15 se menciona lo relacionado al ISR. 

Comentarios