‘Levanta’ funcionario de Conagua a niño de Zacualpan

672

Salvador Bravo Verduzco, presunto funcionario de la Comisión Nacional de Agua (Conagua), se llevó a un menor de 8 años de edad durante 2 horas sin el permiso ni conocimiento de sus familiares en la comunidad de Zacualpan.

Según versión de Rosario Santillán, madre del menor, el niño fue dejado a cargo de un familiar mientras ella laboraba. Al regresar a casa se enteró que su hijo estaba desaparecido, por lo que solicitó ayuda a la policía estatal. El menor fue encontrado a bordo de una camioneta Ford verde, donde también viajaba Bravo Verduzco con otro compañero, provenientes de Latepoxco, lugar donde se pretende establecer la mina dentro de esta misma comunidad.

En la unidad, Bravo Verduzco llevaba varias piedras de la mina que, según expresó, eran para analizarlas. Luego entregó el niño a su madre a quien reclamó: “Aquí está su hijo, no le pasó nada, vieja chismosa”. Inicialmente se identificó como geólogo y colaborador de Diario de Colima pero al acudir al ministerio público para interponer la denuncia les informaron que es trabajador de la Conagua.

En el ministerio público de Comala, el menor fue interrogado a solas y  “la licenciada” –de la cual desconocen el nombre porque se negó a darlo–, les informó que la denuncia no procedía,  argumentando que el niño había ido por voluntad propia, que se encontraba  bien y que no era un delito porque no había sido nada grave. Rosario Santillán adelantó que interpondrán una denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC).

De acuerdo a los datos recabados, alrededor de la 1 de la tarde el menor se encontraba jugando en el jardín de Zacualpan cuando fue abordado por Salvador Bravo, quien le preguntó por una persona de la cual traía una  fotografía en su teléfono celular, el niño reconoció que era a su abuelo materno y le  respondió que no estaba en casa. El presunto funcionario público quería llegar a Latepoxco, por lo que el niño accedió a llevarlo a cambio de 50 pesos, un refresco y unas “papitas”.

Rosario Santillán señaló  que ya conocían “de vista” a Salvador  Bravo  porque estuvo presente el pasado 13 de marzo durante la toma de las instalaciones de Ciapacov en la planta de bombeo de agua de Zacualpan y también en el plantón que mantuvieron afuera de Palacio de Gobierno, donde él la agredió verbalmente. Respecto a la fotografía de su papá, Rosario manifestó desconocer por qué  Salvador Bravo la tenía en su teléfono celular.

 

Comentarios