Una nueva oportunidad para la construcción de la esperanza

378

“No quiero nada para mí, sólo anhelo lo posible imposible: un mundo sin víctimas.”
– Fin de siglo, José Emilio Pacheco

Desde hace un año, una multitud de jóvenes, estudiantes, maestros, trabajadores, hombres y mujeres libres hemos venido trabajando en la construcción de una fuerza social y política que hoy se cuenta como una herramienta de transformación y un instrumento para el pueblo.

El sábado pasado, hemos marcado una nueva etapa en la vida política de nuestra entidad, y a nombre del Comité Ejecutivo Estatal de Morena Colima, expreso mi reconocimiento y agradecimiento a los miles de hombres y mujeres que con convicción y esperanza nos acompañaron en nuestra Asamblea Estatal, donde cumplimos con uno de los requisitos del IFE para ser reconocidos como partido político nacional, esto a sabiendas de que el camino no termina ahí y la construcción de este proceso nos corresponde a todas y todos.

Agradezco profundamente el trabajo que día a día han realizado militantes y simpatizantes de este movimiento, pues sin su ahínco y perseverancia no podríamos hoy ver cristalizada la posibilidad de ser una estructura capaz de discutir frente a las actuales fuerzas políticas, un proyecto que integre los intereses y aspiraciones populares, los deseos de la ciudadanía, el derecho de todos a ser parte activa de nuestra sociedad y llevar una vida digna.

Hemos recorrido calles, barrios y colonias por todos los municipios, somos testigos de la pobreza y la desatención de muchos sectores sociales, hemos abierto los ojos y escuchado atentamente las demandas de la ciudadanía, estamos tejiendo alianzas con la gente del campo, con los trabajadores, con los estudiantes y con todo aquel que está consciente de que necesitamos cambiar desde abajo la forma de organizar nuestra sociedad.

Por eso, hoy construimos esta organización, buscando crear una conciencia colectiva, pues como pueblo hemos de tomar en nuestras manos, nuestro destino, ya que si queremos justicia y libertad debemos reclamarlas de forma organizada y pacífica y construirlas juntos, como parte del bienestar social que nos han arrebatado.

La exitosa realización de esta asamblea es apenas una muestra de la fuerza que estamos construyendo, del gran movimiento que impulsamos para transformar nuestro estado y nuestro país. Continuaremos en las calles para seguir creciendo, nuestra tarea apenas empieza, y hoy más que nunca sabemos de lo que podemos ser capaces. Esto apenas es el comienzo de este histórico proceso en Colima, tenemos que salir de aquí buscando construir un futuro digno, justo y democrático para México.

 

Comentarios