‘Consiente’ Fosap a ex rectores

3527

Sin la autorización del Comité Técnico del Fondo Social de Apoyo al Pensionado (Fosap), cinco ex rectores de la Universidad de Colima gozan de una ‘jugosa’ pensión. Así lo informa el Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Colima (SUTUC) a través de unos dípticos que distribuyen en diversos planteles para explicar el conflicto del Fondo.

Según la información revelada por el sindicato, el ex rector Fernando Moreno Peña (1989-1997) percibe un ingreso mensual de 146 mil 890 pesos a cuenta del Fosap. Esta misma cantidad la erogan el ex rector interino Ramón Arturo Cedillo Nakay (septiembre 2012-enero 2013) y el ex rector Carlos Salazar Silva (1997-2005).

El ex rector Miguel Ángel Aguayo López (2005-2012), ahora diputado federal, obtiene 131 mil 296 pesos del Fondo, mientras que Humberto Silva Ochoa (1979-1989) recibe 113 mil 776 pesos.

Sin embargo, ellos no son los únicos beneficiarios del Fosap. Existen otros cuatro ex funcionarios que están jubilados pero también son empleados de la misma universidad, quienes fueron recontratados por el actual rector Eduardo Hernández Nava, manteniendo un doble ingreso.

Ellos son: Gustavo Ceballos y Juan José Guerrero Rolón, ambos, con una pensión mensual de 105 mil 290 pesos; Francisco Lepe Aguayo con 71 mil 278 pesos; y, Guillermo Torres García con 60 mil 740 pesos.

Todos recibirán 60 días de salario como aguinaldo a cargo del Fosap, indica el mismo documento.

Según el Tabulador de Sueldos disponible en el portal de transparencia de la universidad, el actual rector Hernández tiene un sueldo mensual de 145 mil 596.30 pesos.

El mismo folleto acusa al rector Hernández Nava de no depositar de manera regular en la cuenta del Fondo, lo que “garantizaría la transparencia y evitaría la aparente corrupción millonaria”. Asimismo, afirman que se ha negado a instalar el Comité Técnico, integrado por tres miembros de cada parte, para dictaminar y autorizar las jubilaciones.

El SUTUC asegura que el gobierno del estado, la casa de estudios, y hasta la Federación de Estudiantes Colimenses (FEC) “se han unido para lanzar amenazas, aparentemente, contra esta lucha, pero no vamos a claudicar”.

Por esta razón, hace un llamado a todos los agremiados para mantenerse unidos y estar alertas ante cualquier amenaza.

 

Comentarios

Powered by Facebook Comments