Paro de labores y ‘toma’ del SNTE, acuerdan maestros de Colima

622

Unirse al paro nacional de labores para el miércoles 2 de octubre y tomar simbólicamente las instalaciones de la sección 6 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) el viernes 4 son los acuerdos que tomaron los profesores de Colima que se oponen a la reforma educativa.

En el foro sobre la reforma educativa realizado ayer a las 3 de la tarde en el parque de la Piedra Lisa, los profesores colimenses -acompañados por docentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de Oaxaca y Michoacán- acordaron participar en el paro nacional de labores programado para el 2 de octubre, a 45 años de la matanza de Tlatelolco.

De igual forma, los educadores nuevamente reprocharon al líder sindical, Jesús Villanueva, por no protegerlos ni apoyarlos en su lucha contra la reforma que consideran laboral. Por esta razón, anunciaron que tomarán simbólicamente el edificio del SNTE el viernes 4 de octubre a las 7 de la tarde.

Tras los acuerdos, al menos 500 maestros y ciudadanos marcharon por tercera ocasión hacia el jardín Libertad para mostrar su rechazo a la reforma educativa y sus leyes secundarias que el presidente Enrique Peña Nieto promulgó el 10 de septiembre.

Afirmaron que entre los cambios a la Constitución se eliminó el término “gratuita” para referirse a la educación lo que obligará a los padres a pagar los gastos de la institución. Por eso buscan la abrogación de las leyes porque “la reforma es inconstitucional al violar el artículo 123”, indicó un maestro.

“Sí hay razones, sí hay argumentos legales y jurídicos para que se abrogue (la reforma)”, aseveró.

Durante la marcha, los profesores lanzaron consignas como “Urgente, urgente, evaluación al Presidente”, “Colima, escucha, el maestro está en la lucha”, “El maestro callado no va ser escuchado”, “El gobierno represor se cree evaluador”, “Pueblo, escucha, por tus hijos es la lucha”, “Papa, despierta, la reforma sí te afecta”, y “¿En dónde está, en dónde está el sindicato que nos iba a apoyar?”.

Al pasar frente a las oficinas del PRI estatal y el Palacio de Gobierno, los profesores gritaron “Esos son, esos son, los que roban la nación”.

Los maestros acusaron a los principales medios de comunicación y a las autoridades de querer culparlos del “deterioro de la educación”. Sin embargo, precisaron que los profesores y las aulas necesitan mejores condiciones, material didáctico, libros para todos, una reformulación de los planes y programas de estudio para adaptarse a la diversidad cultural del país, además de que el examen “no resolverá el problema educativo de México”.

Al finalizar la marcha, una camioneta ingresó al jardín Libertad pisando algunos cables que estaban siendo colocados para el evento de la presentación de las candidatas a reina de la Feria de Colima. Este suceso provocó el enojo de algunos trabajadores del ayuntamiento capitalino, quienes se enfrentaron verbalmente con los manifestantes pero pronto fueron tranquilizados por un compañero.

 

Comentarios