Cuestionan a ‘sindicalizados disidentes’; gozan de privilegios en la UdeC

1027

Bajo el seudónimo de “Elvira T. Mata”, una trabajadora de la Universidad de Colima cuestionó a sus homólogos, quienes han manifestado su descontento con la actual dirigencia del Sindicato.

El pasado lunes 11 de marzo, cuatro trabajadores universitarios ofrecieron una rueda de prensa para expresar su descontento con las acciones que emprende el Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Colima (SUTUC). Entre sus denuncias, rechazan el emplazamiento a huelga solicitado por el sindicato, además piden transparentar la caja de ahorro de la organización y cuestionan la legalidad del Congreso donde fue reelecto el dirigente sindical, Leonardo Gutiérrez Chávez.

En su carta compartida por Leticia Villarreal en el grupo de Facebook llamado “Otros Profesores”, la remitente inicia: “Ante la denuncia emitida por un pequeño grupo de trabajadores universitarios (…), tengo algunas interrogantes sobre quienes están denunciando”.

Primeramente cuestiona al profesor de Ciencias Químicas Santiago Velasco Villalpando, también miembro fundador del sindicato. “Sacando cuentas, Velasco Villalpando tiene 32 años de servicio (en la Universidad de Colima) si no es que más y aún continúa trabajando, ¿Qué derecho o privilegio ejerce para que todavía no se haya jubilado?”. ‘Elvira Mata’ afirma que a otros trabajadores los han obligado a irse pero él se mantiene en la nómina universitaria.

En cuanto a Ramón Ventura Esqueda, quien fue integrante del Comité Ejecutivo Central del sindicato durante la gestión de Gustavo Llerenas, asegura que ese cargo  le ‘ayudó’ para negociar su lugar como Director de la Facultad de Arquitectura y Diseño.

A Fidencio Puga, actual trabajador de Servicios Generales, le expresa: “Sé que sus tres hijos laboran en la institución, ¿cómo le hizo? (…) las plazas no se heredan. (…) uno de los hijos de Fidencio fue corrido de la institución por comportamiento inadecuado y hoy nuevamente recontrato.

La remitente afirma que un hijo de Puga fue uno de los golpeadores contra miembros del Movimiento Estudiantil Disidente (MED) durante la manifestación en la sesión del Consejo Universitario donde fue electo Eduardo Hernández Nava para la rectoría.

Por su parte, de José de Jesús Figueroa cuestiona su lugar de trabajo pues fue destituido del cargo del área de Titulación y Servicio Social de la Facultad de Contabilidad y Administración por “su bajo desempeño”. “¿Dónde labora actualmente?”, interroga. Lo acusa de ir de un lado para otro “a ver qué (beneficio) saca”, pues así actuó durante algunas reuniones del SUTUC.

La autora pregunta si a estos trabajadores universitarios que acudieron a la rueda de prensa les descontaron el día laboral. “¿Y quién pagó el desayuno en el restaurant? ¿A poco con su sueldo?”, agregó. “La verdad no creo que de su bolsa haya salido un peso”.

Finalmente, la trabajadora universitaria cuestiona: “Y si son (trabajadores) de confianza, ¿qué cuentas piden (al sindicato)? El sindicato es para los sindicalizados (…) En vez de pedir cuentas, deben de darlas, de todos los años que han asistido a los eventos donde (…) se rifan autos y les quitan la oportunidad a los verdaderos sindicalizados de ganarlos”, expresó.

La carta completa está disponible en: http://www.facebook.com/groups/220736871355099/permalink/408988709196580/

 

(IMAGEN: COLIMANOTICIAS.COM)

 

Comentarios

Powered by Facebook Comments