Circo…

323

Colima late mal

Sin duda alguna el tema de la semana fue el asesinato del ex-gobernador y todas las consecuencias hacia ello. Como el asesinato de un doctor en manos de tres policías idiotas y mentirosos. El ataque de la esposa de Cavazos, soltando veneno en Palacio de Gobierno. La respuesta de los PANISTAS y NICOLÁS. Y la EVIDENTE ineficiencia del Gobierno, Procuraduría y Policía estatales.

Se descubrió que la Policia Estatal y la Procuraduría del estado están verdaderamente “patas pa’rriba”. No puede ser que hayan mentido en cómo tres elementos de la policía estatal asesinaron sin razón alguna al médico del IMSS. Si el titular de la PEP tuviera capacidad de razonar y por lo menos un poco de vergüenza, lo primero que tuvo que haber hecho era renunciar. Y sobretodo cuando se supo que además la versión oficial era un total farsa. Una semana después de ambos asesinatos, el procurador Arturo Díaz no ha dado a conocer algo que estén haciendo para atrapar al (o los) responsable(s) de la muerte de su amigo y a quien le debe el puesto, y lo que se está haciendo para castigar a los 3 policías asesinos.

Por otro lado, el veneno pudo más que el dolor en Idalia González sobre la muerte de su esposo. No hay otra manera de decirlo pues un velorio es, en pocas palabras, para llorar y lamentar el triste suceso; no para hacerse la víctima y culpar a los enemigos públicos (Locho, Nico, Héctor Sánchez, Moreno Peña). El discurso de la viuda parecía un discurso más del PRI, lo que dijo más bien eran palabras como tricolor que como esposa del fallecido. La muerte de Silverio no está para politizarse pero es lo primero que la esposa hace culpando a personajes públicos colimenses como si las acusaciones y palabras de éstos fue lo que mató al ex-gobernador. Su discurso debió dedicárselo a HECTOR BAUTISTA y ARTURO DÍAZ.  Ellos dos son los responsables de la seguridad del estado y están haciendo muy mal su trabajo, pues ninguno ha hecho algo por detener la INSEGURIDAD, principal motivo por el cual Cavazos murió, y peor aún, afuera de su casa.

Si Hector Bautista y Arturo Díaz no pueden con el paquete de seguridad, que lo regalen de Navidad a alguien más que sí sepa aprovecharlo. Sabemos que ninguno de los dos conoce la vergüenza pues si fuera así desde hace meses hubieran dejado el cargo.

Si Mario Anguiano quiere hacer de Colima el mejor gobierno del país, que empiece por quitar el escombro dentro de su gabinete.

Comentarios