Insistentes

417

La F.E.C. nuevamente da de qué hablar

Tal parece que a la Federación de Estudiantes Colimenses le fascina relucir sus ineficiencias. No es que en Perriodismo nos encante criticar, ni mucho menos a esta federación, es sólo que ellos dan de qué hablar.
Este lunes 23 de noviembre a las 8:45A.M. inició la llamada Semana Falcom, en la que la Facultad de Letras y Comunicación de la Escuela Cotorra hace una serie de actividades y eventos para sus estudiantes año con año. En la inauguración, además de contar con la presencia de la directora del plantel; el presidente de la sociedad de alumnos; la coordinadora académica de Comunicación; y el Secretario General -como representante del Rector (¡ha de estar muy lejos rectoría!)-, se notó un asiento vacío en el podium.
¡Adivina quién se supone que debería estar en ese asiento! ¡Oh sí! El desconocido presidente de la FEC, Luis Fernando Mancilla Fuentes (así se llama, por sí no podías dormir de la duda desde que contestaste el cuestionario en su página). Resulta que el gancho guamuchilero llegó varios minutos tarde al auditorio interrumpiendo el evento que ya había iniciado de por sí atrasado.
La ceremonia sólo duró unos cuantos minutos más sin escuchar una frase del llamado líder de los estudiantes del que fue más su tiempo en llegar que el de su ida.
No sólo es eso pues también, todos los boletos del transporte público fueron retirados de los lugares de venta, incluso de su propio edificio, colocando un letrero: “NO HAY BOLETOS HASTA EN LA TARDE”. ¿Acaso creen que me voy a ir a casa hasta en la tarde? ¿Qué hora es la tarde? Como si los estudiantes no tuvieran nada más que hacer y sólo están a su tiempo y disposición. No es la primera vez que se quedan sin boletos, deberían garantizar el abasto de boletos a los estudiantes del medio millón de los que disque disponen.
El presidente de debería preocupar más por esos boletos con anticipación, no es la primera vez que les pasa eso. Sea cual sea la razón o justificación ante este hecho tan simple, con el tiempo se aprende para no volver a cometer el mismo error pero a ellos parece que el tiempo ni les viene ni les va.

Comentarios