¡Los cuadros no!

247

 

Tampoco las paredes, ni los monumentos “Esas no son formas de protestar”. Continúa el discurso de minimización de la violencia de género “¡los cuadros no! ¡La CNDH no! Todas estas expresiones no se dicen sólo en contra del acto de protesta, se gritan conociendo el porqué del acto.  

Cuando unos cuadros, paredes, espacios y monumentos intervenidos, materia muerta, pesan más que los 21,292 delitos sexuales cometidos en contra de niñas y mujeres, en el periodo marzo-julio del presente año según los datos proporcionados por el SESNSP, entendemos cómo nos ve el estado a nosotras las niñas y mujeres de México, como objetos con una valía menor a la de una pintura de sus héroes varones. 

Lo importante es ¿Por qué las mujeres y colectivos feministas tomaron la Comisión Nacional de los derechos humanos?

Por hartazgo, por la percepción de injusticia, impotencia, dolor y rabia que viven las madres de niñas, adolescentes y mujeres que fueron víctimas de violencia sexual, física y/o feminicidio. Por ello el 3 de septiembre, diferentes colectivos de feministas, mujeres y hombres, familiares de las personas que han sido víctimas de violencia, tomaron las oficinas de la CNDH. 

Las demandas de la protesta son exigir justicia con perspectiva de género y un enfoque de derechos humanos para todas las mujeres víctimas de feminicidio y violencia sexual; reparación integral del daño para las víctimas y sus familiares; que las autoridades correspondientes esclarezcan los casos; presupuestos y políticas públicas con perspectiva de género que garanticen el derecho de niñas y mujeres a vivir una vida libre de violencia. 

Nada incongruente la petición considerando que sólo en los primeros meses de contingencia habían 550 casos de mujeres, niñas y adolescentes desaparecidas según la Comisión Nacional de Búsqueda; 1,580 mujeres asesinadas, 348 casos investigándose como feminicidios y 15, 180 mujeres, niñas y niños víctimas de violencia machista a las cuales la Red Nacional de Refugios ha protegido.

A continuación, retomé algunos diálogos extraídos de diferentes vídeos de YouTube tanto del discurso de Andrés Manuel como el de las mujeres que tomaron la CNDH. Los expondré como si fuesen una conversación, lo cual tal vez ayude a visibilizar las diferencias entre las prioridades de la autoridad y las de las mujeres que exigen justicia. 

-Andrés Manuel: “Respeto todas las manifestaciones, pero no estoy de acuerdo en la violencia y en el vandalismo, no estoy de acuerdo con lo que hicieron a la fotografía, a la pintura de Francisco y Madero”.

-Erika: “Entonces quiero decirle al presidente que ¿cómo se indigna por este cuadro? ¿por qué no se indignó cuando abusaron de mi hija?”.

-Andrés Manuel: “Yo creo que quien conoce la historia de este luchador social sabe que debemos de guardarle respeto, se le conoce a madero como el apóstol de la democracia, él dio su vida, por luchar en contra de la dictadura Porfirista, que era una dictadura represiva que le causó la muerte a muchos mexicanos en sufrimiento”.

Erika: “¿Cómo es posible que el señor presidente salga a defender un cuadro y no a un niño a una mujer, esto es una burla más para mí, una agresión más para mí […] ¿cuántos años más le faltan por vivir? Y que su dolor lo va a llevar para siempre y este cuadro no siente, no vive” (Su hija de 7 años fue víctima de abuso sexual en 2017, el culpable no ha sido detenido).

-Andrés Manuel: “Entiendo que hay mucho dolor y las víctimas de la violencia están con razón muy dolidas y que tienen derecho de manifestarse, pero no creo que esa sea la mejor forma de hacerlo […] 

Yesenia: “Ya basta pinche presidente ¿en dónde vives? ¿en qué país vives? ¿qué no ves que sí existimos? Cada vez hay más violencia para nosotras las mujeres para los niños, ya no nos vamos a callar, llevo 3 años en mi lucha y me voy a morir en la raya”.

-Andrés Manuel: “La violencia no es el camino, no se puede enfrentar la violencia con la violencia”.

-Yesenia: “Los que asesinaron a mi hija la violentaron de todas las formas hasta definitivamente acabar con su vida y aun así me siguen chingando por todas las redes […] los derechos no son para todos, son para las víctimas principalmente, no para los asesinos” (Su hija de 19 años fue asesinada en 2016, los culpables no han sido detenidos). 

A mí no me enfadan las manchas de colores con las que se intervinieron sus cuadros de héroes. Me duelen las manchas rojas con las que se baña a diario México, rojas de sangre de niñas y mujeres asesinadas. A mí me duele el dolor de todas, nosotras las humanas, que sí sentimos, y que vivimos con dolor, miedo, y mucha rabia. 

¿Cómo podemos apoyar? 

Informándonos en páginas de colectivos feministas o voces feministas los hechos que están ocurriendo en las instalaciones de la CNDH y no en medios que han sido manipulados a conveniencia, así como no compartiendo información que reevictimice a las niñas y mujeres que sufrieron/viven en situación de violencia. 

De tener la posibilidad, apoyar con despensa, medicamentos o económicamente (para gastos de transporte de las familias, alimentos para los y las niñas huérfanas de madre tras un feminicidio; para las mujeres que están haciendo plantón. Comunícate con el “Frente Nacional ni una menos” si estás interesada/o en hacer una donación monetaria o en especie. 

Comentarios

avatar
Psicóloga. Colaboro haciendo investigación e intervención en el cuerpo académico 110 de la Universidad de Colima “Género y Prácticas Culturales”. He participado en proyectos sociales como “Violencia de género y agencia en las mujeres que viven en los albergues jornaleros migrantes”, “Desigualdades Sociales, Educación y Aspiraciones” y actualmente en el proyecto comunitario virtual "Club de Trueque Colima"