Pide UdeC denunciar acoso con directivos

293

Tras la publicación en redes sociales de historias de acoso sexual de maestros hacia alumnas de la Universidad de Colima, la casa de estudios pidió a las afectadas poner su queja ante los directivos.

A través de un comunicado, la Comisión de Seguridad y Protección Civil Universitaria afirmó que implementa acciones para erradicar la violencia de género, aunque evitó precisar si tomó medidas contra los profesores señalados de acoso.

«La institución reitera que, en caso de que alguien considere que se están violentando sus derechos, manifieste de manera libre su inconformidad ante el o la directora del plantel, dependencia, delegado o delegada del campus, quienes harán llegar su queja a la instancia correspondiente», compartió.

«Toda situación será atendida con absoluta privacidad y confidencialidad».

La Universidad aseguró que en 2018 dio a conocer 16 protocolos de seguridad y protección civil.

«También, con la participación de especialistas en el tema, trabaja en la actualización del protocolo sobre amenazas de violencia de género (hostigamiento y acoso sexual) para establecer mecanismos que prevengan, atiendan y sanciones estas conductas», señaló.

Agregó que la casa de estudios atiende en todo momento situaciones que afectan o podrían afectar el bienestar emocional y física de los universitarios, especialmente del estudiantado.

«La institución reprueba cualquier tipo de violencia de género, escucha a las personas afectadas, las atiende y apoya en su queja conforme a derecho, guardando la debida confidencialidad para no afectar la dignidad ni la vida de nadie», puntualizó.

CONSIDERAN INSUFICIENTE RESPUESTA DE LA UNIVERSIDAD

A través de la página en Facebook de la Universidad de Colima, varias mujeres expresaron su descontento con la respuesta que emitió la institución ante los casos de acoso al interior de la institución.

Una de ellas señaló que los 16 protocolos son infografías que dejan a la subjetividad los casos de violencia.

«Además, queremos se les corra de la Universidad, pues qué miedo y coraje es seguir asistiendo a clases con el profesor/compañero que nos ha violentado», agregó.

Otra de ellas coincidió en que los protocolos son deficientes, carecen de especificaciones y no se enfocan en la reparación de daños ni sanciones a los agresores.

«Las denuncias no dejan de salir y con este comunicado sólo dejan clara la poca disposición que tienen para solucionar lo que está pasando, además de su poca (casi nula) responsabilidad social», expresó.

Comentarios