Inicia mina en Canoas; CNDH y Profepa atienden denuncias

1233

Debido a la negativa de los habitantes de Canoas, en el municipio de Manzanillo, para permitir el libre paso de la maquinaria de la minera por los terrenos de esta comunidad, la empresa RM Pacific Group S.A. de C.V. decidió hacerlo por el lado de la comunidad de El Arrayanal.

De acuerdo a la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), para la instalación de esta mina se derribarían más de 2 mil árboles en la zona, asimismo se estableció que el camino de acceso al lugar -denominado Fracción II de la antigua Hacienda El Cacao- sería a través de Canoas y no a través El Arrayanal.

La semana pasada ejidatarios de Canoas acudieron a la Profepa para denunciar a la empresa por ecocidio y solicitar al delegado Ciro Hurtado Ramos la detención de los trabajos pues de lo contrario el agua del río cercano se verá contaminada.

Para los inconformes, esta mina afectaría -situada a 4.5 kilómetros al este de Canoas- no sólo a sus cultivos sino a los manantiales que surten de agua a las comunidades de Huizcolote, El Ciruelito, Cedros, El Llano, La Marina y Loma de Ávila de Camacho.

Hurtado Ramos se comprometió a investigar el caso a través de una visita de inspección, además de que comprobarse la falta de permisos para la tala de árboles, se detendrá la actividad de la minera, además de aplicarse las multas y medidas de restauración en el lugar.

La semana pasada, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) informó que inició una investigación por las actividades mineras en esta comunidad. Indicaron que un equipo de visitadores se trasladó a este municipio para recabar la información necesaria.

Ayer lunes, ejidatarios de Canoas se manifestaron en el palacio municipal de Manzanillo para exigir al alcalde Virgilio Mendoza Amezcua negar los permisos de uso de suelo para la minera.

En febrero pasado, la asamblea del Ejido de Canoas determinó rechazar la instalación de una mina en un terreno cercano a su comunidad. Sin embargo, el delegado de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Ernesto Pasarín Tapia, mencionó semanas después que la Manifestación de Impacto Ambiental había sido autorizada y que la mina, al encontrarse en un terreno ajeno al Ejido, iniciaría sus labores en cualquier momento.

En enero 2014, el Congreso del Estado exhortó a los tres órdenes de gobierno a rechazar o revocar cualquier permiso o autorización de explotación de una mina en la mencionada comunidad.

Comentarios

Powered by Facebook Comments