Mario Anguiano cabalgó como un potentado monarca: Locho Morán

643

Un evidente acto de corrupción al cabalgar como un “monarca” y el “rey de reyes” fue lo que hizo el gobernador Mario Anguiano Moreno el viernes 11 de abril para recibir la bendición antes de partir a Talpa, consideró el ex alcalde de Colima, Leoncio Morán Sánchez.

“(Fue una) falta de respeto hacia el pueblo de Colima y no solo eso sino un evidente estado de corrupción de utilizar recursos públicos para desfilar en un cabalgata que para nadie tiene que ver con un interés público y de gobierno”, sostuvo el panista ayer en rueda de prensa.

Para el también ex diputado federal su actuar de ese día donde acusó de “corrupto” al mandatario no fue una irresponsabilidad, “si el tema es irrespetuoso entonces todas las cosas que me dijeron él y sus colaboradores también es una falta de respeto”.

En ese sentido, dijo que con sus empresas él no necesita vivir de la política contrario a aquellos que sí lo hacen “para hacer un patrimonio o una forma de vida, que son la mayoría, (y) se comportan cuidando sus actuaciones, su formita de vestir, su forma de hablar porque ellos no están cuidando el interés ciudadano, están cuidando el interés personal”.

Explicó que esa tarde él se encontraba en su negocio situado sobre la calle Madero en el centro de la ciudad cuando vio a Anguiano Moreno en un “corcel digno de un potentado monarca” disfrutando de una fiesta en horario laboral. Lo cual calificó como una “inconsciencia” e “irresponsabilidad” del mandatario.

Detalló que siguió al contingente para luego escuchar el diálogo que sostuvo el gobernador con trabajadores de la Universidad de Colima y cuando tuvo oportunidad dijo las cosas de “frente y de cara” al Ejecutivo colimense porque la “fiesta que se cargaba ese día” fue un “grave acto de corrupción”.

En cuanto al presunto estado de ebriedad en el que se encontraba el gobernador, Locho Morán se negó a afirmarlo. “Los hechos fueron juzgados por los ciudadanos y el mismo gobernador sabrá si iba o no en esas condiciones que él dice. El acto que él estaba encabezando no es digno de un gobernador en un día laboral”, añadió.

Lamentó que la “fiesta” del mandatario se da cuando la población en general enfrenta crisis económica, falta de empleos, gasolinazos y la falta de dinero para que las familias compren la comida.

Finalmente, sostuvo que los actos de corrupción que Mario Anguiano ha hecho como funcionario público son tres: el presunto desvío de las pensiones de los trabajadores del ayuntamiento de Colima; duplicar la deuda estatal; y, la deuda histórica que dejó al término de su administración en la capital del estado en el año 2009.

Comentarios

Powered by Facebook Comments