Apuntes sobre el Ecuador

772

“El Ecuador ya no es peón en el tablero del Fondo Monetario Internacional ni del Banco Mundial. Es un país con un solo mandatario que es pueblo.”
– Gabriela Rivadeneira. (Presidenta de la Asamblea Nacional del Ecuador)

Estos últimos días del 7-15 de abril he tenido la oportunidad de asistir a La “Escuela de Formación Continua sobre el Buen Vivir Ecuatoriano”, el cual es un espacio permanente de debate e investigación sobre el nuevo paradigma de desarrollo del Buen Vivir, que pretende promover la comprensión y difusión del mismo como referente a nivel internacional, a través de la celebración de diferentes cursos, conferencias, encuentros y foros de debate en varios países.

El programa intensivo “El modelo de desarrollo del Buen Vivir ecuatoriano y la Revolución Ciudadana” nace con el objetivo de informar y capacitar a jóvenes estudiantes, profesionales, dirigentes políticos y de la sociedad civil -nacionales y extranjeros-, acerca del proceso político de la Revolución Ciudadana  que está en marcha en el Ecuador.

El proceso ecuatoriano es de suma importancia por su gran similitud con México, los dos poseen una gran biodiversidad  de  recursos naturales y energéticos, y al igual que México, está viviendo un periodo oscuro en su historia y una crisis sistémica por la aprobación de la Reformas Neoliberales en detrimento de las grandes mayorías, que nos ha llevado a la pérdida de soberanía e identidad, así como al descredito de toda la Clase Política. Ecuador  en  el ciclo 1996-2006 estuvo caracterizado por un alto nivel de conflicto social, inestabilidad institucional, y turbulencia política. En el centro de estas tendencias se situaba la disputa por la vigencia y legitimidad de un orden social caracterizado por el predominio político del  neoliberalismo, de los partidos y las clases dominantes en el seno del poder estatal.

Los derechos de las grandes mayorías y la construcción de un proyecto de desarrollo nacional fueron relegados a un segundo plano. Como parte de la incapacidad y falta de voluntad de las elites políticas y económicas, la agenda estatal se estructuraba siguiendo los comandos de las grandes instituciones financieras internacionales (Banco Mundial, FMI, Organización Mundial del Comercio) y los intereses de las transnacionales y potencias del primer mundo. Nada quedaba de la democracia como expresión y realización de la soberanía popular y del interés general.

Ecuador era considerado en ese entonces para la CIA como un Estado inviable condenado a desaparecer en el mediano plazo, una República bananera bajo control del imperio. Se generó un éxodo del 12% de la población (entre millón y medio y dos millones de personas), lo que abrió una posibilidad de cambio en el Ecuador fueron las disputas entre las élites políticas que  repitieron a lo largo de los tres derrocamientos presidenciales (1997, 2000, 2005) y de los diversos entrampamientos institucionales que vivió el país hasta el año 2006. De esta manera se fueron construyendo, “desde abajo”, diversos grupos, partidos y movimientos sociales opuestos al proceso de modernización neoliberal de la economía.

La Revolución Ciudadana logró resquebrajar la matriz de poder social sobre la cual las élites tradicionales, los grupos de poder económico y ciertos gremios habían logrado ser ampliamente dominantes a lo largo de las últimas tres décadas. Cinco aspectos  influyeron de modo decisivo al respecto:

1.- Mayor presencia Estatal en sectores estratégicos (empresas públicas, petróleo, minería);

2.- Voluntad Política y nuevas líneas de regulación económica (banca, finanzas);

3.-Existencia de medios públicos (menos medios en control de grupos privados, democratización de estos);

4.- Reforma del Estado y avance de ciertas líneas des-corporativizadoras;

5.- Mayor cercanía a la gente: democracia directa. Algunos claros ejemplos de ello son las constantes rendiciones de cuentas del Presidente y de los ministros y funcionarios gubernamentales, así como los gabinetes itinerantes donde se procesan en forma directa los requerimientos de la población.

Por el contrario, en nuestro País, hemos avanzando hacia Reformas privatizadoras de nuestros recursos energéticos, de  telecomunicaciones, entre otras, que fortalecen y mantienen a los monopolios, hacia una desregulación y apertura de los grandes capitales contraproducente a la economía interna, a una centralización en materia educativa,  electoral y fiscal, a una crisis de representación y legitimización por parte de los poderes del Estado, pues las reformas aprobadas no tienen el consenso de las mayorías y la trasparencia está enterrada por el pretexto de la seguridad nacional nunca vista en los últimos años.

Los logros por supuesto de los dos procesos son dispares, mientras que Ecuador para el latino barómetro ocupa el segundo lugar en niveles de satisfacción con la democracia y aprobación de la gestión del Presidente en América Latina, el primer lugar en la satisfacción ciudadana con la imagen de progreso del país, en la situación económica personal y en la visión más optimista sobre el futuro económico, además de ser el primer lugar en la percepción ciudadana de justicia en la distribución de la riqueza y en la satisfacción con la calidad de los servicios públicos como la educación y la salud, México va en retroceso con la aprobación de Contrareformas estructurales, es un país caracterizado por profundas desigualdades sociales, se caracteriza por una fuerte emigración (En 2006 11,534,972 mexicanos residían en Estados Unidos de América, es considerado un País de ingreso medio en base a su Producto Interno Bruto de $8, 134 dólares anuales y su índice de Desarrollo humano en el lugar 52 mundialmente, un puesto inferior a otros países latinoamericanos como Argentina, Chile, Uruguay, Costa Rica y Cuba. Siendo así que tenemos un largo camino por recorrer en desarrollo social, económico y político; teniendo como claro ejemplo las visiones de los países del sur, el ejemplo de lucha y progreso social que han dejado estas revoluciones latinoamericanas.

——

*Presidente del Comité Ejecutivo Estatal de Morena Colima
revolucionpermanente12@gmail.com

 

Comentarios

Powered by Facebook Comments