Pide director ‘censura’ a estudiantes por caso del Bachillerato 30

1867

El director del Bachillerato 30 de la Universidad de Colima, Gerardo Emmanuel Cárdenas, acudió esta mañana a todos los salones del plantel para solicitar a los estudiantes mantener silencio por el caso de la joven raptada la tarde de ayer.

De acuerdo a un par de alumnos que prefirieron mantener el anonimato, el directivo les afirmó que medios de comunicación y periodistas los estarían buscando para conocer su versión de los hechos, sin embargo, les sugirió responder que ellos no sabían nada del tema.

Según versión de varios alumnos, ayer cerca de las 12:30 horas un joven de 17 años de edad se introdujo al laboratorio de la materia de Física obligando a su ex novia a salir.

El agresor amenazó con un arma al profesor y los estudiantes del tercer semestre, mientras varias alumnas intentaban impedir el suceso.

La pareja recorrió el patio principal apuntando con su arma a varios maestros que se acercaban para calmar al estudiante sin obtener éxito. Mientras tanto, otros estudiantes se tiraron al piso para protegerse de un posible ataque.

El joven trasladó a su víctima en un automóvil tipo Sentra color rojo. Los testigos comunicaron el incidente a la policía, quien acudió al plantel para impedir la entrada y salida de personas mientras se montaba un operativo en la ciudad para ubicar el vehículo.

Minutos después la Policía Estatal logró atapar al sujeto y la estudiante fue liberada.

En un comunicado oficial, la Universidad de Colima dice lamentar lo ocurrido y afirmó que estuvo en contacto con la Procuraduría General de Justicia del Estado “para atender la situación y coadyuvar con las autoridades”.

La casa de estudios afirmó que está brindando asesoría y respaldo a la familia, además de apoyo psicológico a la alumna afecta. Añadió que se aplicará la normativa universitaria en este caso que “daña la armonía” de la institución.

Negó que existieran mujeres golpeadas por el joven, solamente presentaron crisis nerviosas que fueron atendidas por la Cruz Roja.

Esta es la segunda ocasión que se vulnera el reciente refuerzo de seguridad anunciado por el ahora ex rector Miguel Aguayo en 2011. En septiembre de ese mismo año, se desató una balacera en el campus Coquimatlán de la universidad derivado de una persecución de la Procuraduría General de la República (PGR) contra un elemento de la policía estatal por presuntos vínculos con la delincuencia organizada.

(Con información de Proceso y Diario de Colima)

 

Comentarios

Powered by Facebook Comments