Carta abierta al presidente de la Comunidad Autónoma de Canarias

830

Amigo Paulino:

Releo un mensaje que me ha remitido la persona que escribe en su nombre en Facebook, en réplica a lo publicado recientemente en mi blog (http://ferrermanuel.wordpress.com/2013/09/17/discriminacion-laboral-en-canarias/) sobre la discriminación laboral que su Gobierno preconiza para las islas con objeto de privilegiar a la población residente en el Archipiélago.

A pesar de su torpe suficiencia –el comienzo no puede resultar más ridículamente insultante (“creo que debes ponerte al día, Manuel”)-, el texto carece de ideas propias y olvida algo elemental: si el crecimiento de la Unión Europea ha de ser integrador, ¿tiene sentido la cerrazón de horizontes con que el Gobierno Autónomo que usted preside afronta el desarrollo de Canarias?

Se ampara su escribano de modo farisaico en un documento de la Comisión Europea: la Comunicación sobre “Las regiones ultraperiféricas de la Unión Europea: hacia una asociación en pos de un crecimiento inteligente, sostenible e integrador”, de 20 de junio de 2012.  Y cualquier observador atento sabe que ese texto sólo de un modo muy tangencial admite la posibilidad de que los órganos de contratación de las regiones ultraperiféricas exijan a las empresas a las que se concede un contrato público que recurran a mano de obra local. La limitación que se contiene es tajante: “siempre y cuando no exista discriminación directa ni indirecta en relación con la libertad de establecimiento y de prestación de servicios y se eviten los conflictos de intereses”.

Es natural que el Dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre la Comunicación de la Comisión (sesión plenaria de los días 20 y 21 de marzo de 2013: http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:C:2013:161:0052:0057:ES:PDF) admita que “las condiciones particulares de las Regiones Ultraperiféricas justifican una atención al empleo local”. Pero eso nunca puede significar el olvido del esfuerzo de miles de personas que dejaron sus hogares para venir a trabajar a Canarias, muchas veces a ocupar empleos que despreciaban los residentes de las islas, y que ahora desean tener junto a sí a otros miembros de sus familias. Pensar y auspiciar políticas que niegan esa realidad sólo puede ser producto de la ceguera cuando no de la mala fe. Le invito a que realice un esfuerzo para elevar el punto de mira y soltar lastres como el estereotipo del “trabajo para los canarios” acuñado por personas de su entorno que tanto daña su imagen de hombre público.

Debería invitarle a la reflexión –a usted y a sus asesores- uno de los Ejes de la Estrategia Renovada de la UE que esa Comunicación explicita: “Refuerzo de la dimensión social del desarrollo de las regiones periféricas, a través de medidas para la creación de empleo, la mejora de las capacidades y los niveles  educativos, la reducción de la tasa de abandono escolar, el aumento del número de titulados en educación superior, la lucha contra la pobreza y la mejora tanto del acceso a los cuidados sanitarios como de la inclusión social”.

Un mínimo de espíritu autocrítico debería causarle cierto sonrojo ante la inutilidad de las medidas adoptadas por su Gobierno para generar empleo, y ante el calamitoso panorama educativo de las islas, con un descenso imparable de las capacidades y de los niveles educativos, y unas tasas de abandono escolar que no son más altas por el terrorismo psicológico que se ejerce sobre los profesores de centros públicos para que aprueben a sus alumnos. El fracaso de la lucha contra la pobreza emprendido por su Gobierno y el mal funcionamiento del Servicio Canario de Salud, que son la comidilla de todas las tertulias, ya han sido analizados y aireados en esta misma plataforma (http://ferrermanuel.wordpress.com/2013/08/24/pobreza-y-corrupcion-en-canarias/ yhttp://ferrermanuel.wordpress.com/2013/07/09/el-servicio-canario-de-salud-un-declive-irreversible/).

Se clava usted en una visión ya periclitada, sin advertir la insistencia de la mencionada Comunicación en que los Estados miembros intensifiquen “sus esfuerzos para facilitar  la movilidad de grupos clave de nacionales de terceros países, como estudiantes, investigadores y empresarios, sin dejar de hacer esfuerzos por reducir la inmigración irregular y combatir el tráfico de seres humanos”. Pero usted vive una época pretérita en que el aislamiento y la cerrazón eran consideradas la mejor defensa de los intereses de Canarias. No puedo evitar el recuerdo del Mando Único de la Posguerra Civil que, tal vez de modo inadvertido, condiciona sus resortes mentales. Pero eran otros tiempos, franquistas para más señas.

Desengáñese, amigo Rivero, y entienda que lo que de verdad importa es la integración de las regiones periféricas en el mercado único. Lo demás, la política aislacionista que usted preconiza, son mandangas.

Pretende ignorar que, en febrero de 2013, el Comité de las Regiones de la UE encareció “que los Estados miembros y las autoridades regionales deben trabajar juntos para maximizar el potencial de crecimiento de cada una de las regiones ultraperiféricas” (http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:C:2013:062:0064:01:ES:HTML); y usted se empeña en conducir una peculiar lucha en solitario y al margen del Estado español, que sólo puede conducir a la obstrucción de cualquier iniciativa que pretenda surgir desde ese escenario de conflicto. Sinceramente da la impresión de que le importa más una política de gestos teatrales e inútiles que la búsqueda de soluciones viables para Canarias. ¿No sería deseable que aparcara sus diferencias políticas con el Partido Popular y, en particular, con José Manuel Soria, y se afanara en la búsqueda del bien común,  al margen del rédito electoral que pueda reportarle su actuación?

¿De verdad piensa que sirve a los intereses de Canarias cuando, en contra de lo recomendado por el Comité Económico y Social Europeo (CESE) en marzo de 2013 (http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:C:2013:161:0052:0057:ES:PDF), olvida que debe reforzar los vínculos con el continente europeo y, por ente, con el Estado español, y reforzar el sentimiento de pertenencia de los ciudadanos de Canarias al proyecto europeo? De hecho, una de las objeciones planteadas por este Comité a la Comunicación de la Comisión Europea es que pasa por alto las consecuencias del hecho político de la pertenencia de las regiones ultraperiféricas a la Unión Europea: y usted, señor Rivero, ya hizo un esfuerzo sobrehumano para trascender de El Sauzal a Canarias; pero comprendo que llegar al marco comunitario pueda rebasar sus capacidades.

¿Y qué decir de la crítica del CESE a la Comunicación de la Comisión Europea por la falta de atención que su propuesta dedica a la sociedad civil? Usted, señor Rivero, suele tomar sus decisiones sobre la base de cálculos electoralistas, sin que le importe poco ni mucho lo que piensan los ciudadanos organizados en asociaciones ajenas a intereses políticos. Porque no creo que haya olvidado las críticas furibundas de Cáritas a sus propuestas para combatir la pobreza, por ejemplo. Y no parece que Cáritas deba ponerse al día, como me recomendó su prepotente escribano, ni que siga el discurso político del señor Soria, tan ajeno como usted a las realidades sociales de Canarias.

Para terminar voy a revelarle algo muy significativo. El próximo 11 de octubre me incorporo al Instituto de Altos Estudios Nacionales, de Ecuador, en el marco del proyecto Prometeo (https://www.youtube.com/watch?v=lo5JVFwb2WE) promovido por el Gobierno de Ecuador, que auspicia la incorporación a las universidades ecuatorianas de profesores universitarios que residan en el extranjero, cualquiera que sea su nacionalidad o su lugar de nacimiento. El presidente Rafael Correa le ha dado una lección de grandeza de espíritu y de visión de conjunto que no debería dejar de aprovechar. Aun en el caso de que Coalición Canaria le cierre el camino a una nueva candidatura para presidir el Gobierno de Canarias, está a tiempo de aprender esa enseñanza y de aplicarla al tiempo que le reste al frente del Ejecutivo.

 

Comentarios

Powered by Facebook Comments