Protesta Bios Iguana contra ‘caza’ de cocodrilos

873

La asociación civil Bios Iguana se manifestó ayer contra la explotación comercial de al menos dos mil cocodrilos que habitan en zonas de Tecomán y Manzanillo, que recientemente fue autorizada por la delegación en Colima de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) dirigida por Ernesto Pasarín Tapia.

“Las dos especies de cocodrilos a las que se refiere (Pasarín) son Crocodylus acutus y Crocodylys moreletii, y se encuentran enlistadas como especies en riesgo en la Norma Oficial Mexicana 059-Semarnat-2010 con la categoría de protección especial”, indica la asociación en un boletín de prensa.

De acuerdo a la organización ambientalista, la Ley General de Vida Silvestre prohíbe la captura de especies en riesgo para fines comerciales. Asimismo, lamentaron que Pasarín Tapia promueva la destrucción del patrimonio natural de México “de manera irresponsable”.

Añadieron que para esta autorización, la Semarnat no emitió ninguna prueba técnica de algún monitoreo realizado para conocer la distribución de los ejemplares por humedal.

El pasado miércoles 11 de septiembre, el delegado de la Semarnat autorizó a cooperativistas y sociedades ejidales realizar la explotación comercial de los cocodrilos para aprovechar de forma “integral” este saurio, es decir, hacer uso de su carne, piel y aceite.

Negó que se trate de una cacería sin control sino que se crearán Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) para permitir que algunos ejemplares tengan nuevas crías y éstas ser aprovechadas. Esta acción es la permitida por la legislación, indicó tras precisar que no es lo mismo el “aprovechamiento” que una “cacería”.

Pasarín afirmó que esta decisión se tomó debido a que los saurios representan un “serio problema” para la población porque ya se han registrado ataques a personas.

Sin embargo, para Bios Iguana es la propia Semarnat la responsable del “desorden ambiental” porque anteriormente han autorizado la destrucción del manglar y otros ecosistemas para proyectos industriales y portuarios dejando en desprotección y desorientación a muchas especies, entre ellas, los cocodrilos.

Recordaron el derribo de 60 hectáreas de manglar en la Laguna de San Pedrito con el “beneplácito” de la Semarnat y se incumplió con el rescate de varias especies silvestres. De igual forma, mencionaron que la destrucción de una hectárea del manglar por el proyecto de la Regasificadora fue compensada con una presunta reforestación del mismo y un plan de monitoreo de cocodrilos pero “hasta la fecha no tenemos conocimiento público de los resultados”.

Ante las manifestaciones, Pasarín Tapia mencionó que a partir del martes 24 de septiembre sostendrán reuniones con diversas asociaciones ambientales para establecer una agenda conjunta sobre estos temas.

 

Lee el boletín de prensa de Bios Iguana:

Comentarios

Powered by Facebook Comments