Censura…

1001

Universidad de Colima ataca la libertad de expresión

Así lucía en la mañana el campus central.

Como si no bastaran con los actos autoritarios del rector de la Universidad de Colima, Miguel Ángel Aguayo López, ahora la propia universidad ha quitado hojas que demostraban el rechazo a esos actos. Al menos una docenas de hojas que se oponen a la llamada «Prisión Universitaria» habían sido colocados en esa valla la mañana del miércoles 16 de marzo pero casi inmediatamente fueron arrancados por las propias autoridades universitarias.
Entre los mensajes se pueden leer frases como:
«¿Dónde queda el libre acceso?
«¿Y los invidentes?»
«Gracias por cerrarnos las puertas de nuestra 2da casa»
«Nuestro compañero invidente de comunicación y la compañera de psicología con dificultad para caminar»
«Gracias Sr. … por cerrar los accesos rápidos»
«Señor rector ¿por qué nos encierran «como puercos»?»
Luego de un acto de intolerancia, las hojas
fueron retiradas.
«Qué estupidez tan grande hicieron. Piensen en las personas con discapacidad. No exageren!! (Dan risa)»
«Muchas gracias!! Por qué cerraron accesos rápidos y rampas para discapacitados?»
«Gracias por pensar en nuestros compañeros discapacitados»
«No somos vacas!!»
«Ahora por donde voy a entrar. Como tu traes carro…»
«Sr. Rector piense en los compañeros invidentes»
«Si los estudiantes somos la razón de la universidad ¿por qué no tomar en cuenta nuestra opinión?»
«La Universidad la formamos todos. No solo las autoridades universitarias.»
«Libertad»
Y otros mensajes con sarcasmo dirigidos a la Federación de Estudiantes Colimenses (FEC):
«Gracias, Mancilla por respetar el libre tránsito»
«Vota x Mancilla»
«Seguiremos votando x ti. FEC.»
Haciendo un claro ataque a la FEC donde nada hizo por evitar la construcción de la valla y el uso de gafetes, y que muy al contrario ha sido quienes lo han apoyado distribuyendo los plásticos transparentes para la identificación. Mucho menos ha invitado al diálogo (como el propio Mancilla dice ante gente importante) para tomar en cuenta la opinión de estudiantes ante las decisiones autoritarias que toma la Universidad de Colima.
¿Dónde queda entonces el apoyo y la defensa de los estudiantes ante las instituciones educativas que la FEC dice hacer? Es evidente que el apoyo y la defensa son para la Universidad de Colima y no para sus estudiantes.
Además ¿cómo se atreve una institución educativa y pública donde se suponen nace el pensamiento crítico y la pluralidad de ideas, el respeto, honestidad (y no sé cuantos valores más) a contradecirse?
Aquí no se trata quién tiene o no la razón. Que si está bien o no tener una valla que encierra a miles de estudiantes como preescolar sin antes ser consultados. Ni de un gasto no sólo innecesario si no de un dinero que no se tiene (pues según el rector los recursos para esas medidas de seguridad aún están en proceso). 
Se trata que la Universidad de Colima NO está garantizando un derecho fundamental y un acto inherente a la democracia como lo es la LIBERTAD DE EXPRESIÓN. Hoy Miguel Ángel Aguayo López se ha pasado por encima un derecho humano y le ha importado un cacahuate la opinión de los estudiantes (quienes se convierten en dinero en el Presupuesto Anual).
¡Vas bien, Aguayo!

Por otro lado, un grupo de estudiantes universitarios han logrado programar una reunión para plantear el caso y proponer alternativas y acciones.

Comentarios

Powered by Facebook Comments