Ubican a Colima en penúltimo lugar de paz

1085

 

El estado de Colima se ubica en el penúltimo lugar en el índice de paz 2020, según el informe elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP).

El Índice de Paz México, publicado este martes, señala Colima es una de las entidades con los mayores deterioros en el nivel de paz durante los últimos cinco años.

Además, esta entidad reporta incrementos de presencia de la delincuencia organizada y ha registrado la tasa de homicidios más alta del país en los últimos cuatro años con 96.6 muertes por cada 100 mil habitantes.

La evaluación de paz de Colima durante el año 2019 fue de 4.357 puntos, donde 5 es el nivel más bajo de paz y 1 el nivel más alto.

Este resultado es .246 puntos superior al registrado en 2018 y 1.762 mayor comparado con 2015.

Este índice evalúa a la entidad en cinco rubros: homicidio, delitos con violencia, delitos cometidos con arma de fuego, crímenes de la delincuencia organizada y casos de cárcel sin sentencia.

“Colima sigue ocupando su posición como el segundo estado menos pacífico de México”, señala el informe.

“Su calificación general se deterioró esencialmente por el retroceso en la calificación de crímenes de la delincuencia organizada. De los cinco indicadores, sólo cárcel sin sentencia registró mejora”.

La organización dijo que esta creciente violencia, iniciada en 2015, es resultado de la lucha por el territorio que sostienen los dos cárteles del narcotráfico más poderosos de México: el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sinaloa.

“Ambos buscan el control del puerto de Manzanillo, el cual es un punto de entrada clave para el tráfico de drogas”, agregó.

Esto también parece asociarse a una “reestructura” del panorama de la delincuencia organizada en la costa del Pacífico mexicano.

Luego de la captura y extradición de Joaquín “El Chapo” Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa, en enero de 2017, otras organizaciones criminales han querido aprovechar la coyuntura para tener acceso a las rutas de tráfico de drogas a lo largo de la costa de Colima.

Por otro lado, el impacto económico de la violencia en Colima es de 82 mil 926 pesos por persona, mientras que en Yucatán -el estado más pacífico de México- es de 11 mil 714 pesos.

En tanto, el impacto económico del homicidio en Yucatán es de 995 pesos por persona, mientras que en Colima asciende a 59 mil 700 pesos, la más alta del país.

El impacto económico total de la violencia contempla el costo directo de la violencia, el costo indirecto y el efecto multiplicador.

Los costos directos son los gastos en que incurren la víctima, el perpetrador y el gobierno (seguridad privada, armas, gasto militar, seguridad interna, sistema judicial y encarcelamiento).

Los costos indirectos incluyen el valor presente de los costos a largo plazo derivados del incidente violento como el ingreso futuro perdido, así como el trauma físico y psicológico.

El efecto multiplicador representa los beneficios económicos que se habrían generado si todo el gasto pertinente se hubiera dirigido a alternativas más productivas.

A nivel general, el IEP destacó que durante el año pasado el nivel de paz en México tuvo un retroceso de 4.3 por ciento, lo que representa un descenso por cuarto año consecutivo.

“Este deterioro se debió a que las actividades delictivas se incrementaron de manera importante, al grado que la tasa de crímenes de la delincuencia organizada creció 24.3 por ciento”, detalló.

La organización resaltó que la tasa de aumento de los homicidios se desaceleró notablemente en comparación con el año anterior, ya que subió apenas 1.4 por ciento.

Sin embargo, los datos indican que el homicidio es ahora la principal causa de muerte entre las personas de 15 a 44 años, y la cuarta más frecuente entre niños de 5 a 14 años.

De acuerdo con esta informe, Yucatán se ubica como el estado más pacífico del país por tercer año consecutivo; le siguen Tlaxcala, Chiapas, Campeche y Nayarit.

La entidad en el último lugar de paz es Baja California con una evaluación de 4.572.

Comentarios